Para el FpV la nueva Junta Electoral no garantiza la imparcialidad en los comicios

Las nuevas autoridades, designadas por el PRO y JSB, tendrán mandato hasta 2023. La oposición no participó de la jura y advirtió sobre las consecuencias institucionales de una Junta oficialista en un año electoral.

30/04/2019
Bariloche

Daniel Natapof, Ana Marks y Ramón Chiocconi, concejales por el FPV

 

María Isabel Ortega, Diego Raúl Tyslak y Ernesto Eberardo Vicens juraron el miércoles como nuevos integrantes de la Junta Electoral Municipal. Del acto de asunción sólo participó el oficialismo. También del proceso de selección. Ortega responde a JSRN, Vicens al gennusismo y Tyslak al PRO, fuerzas que el Concejo local conforman la mayoría oficialista.

La primera minoría y principal fuerza opositora, el Frente para la Victoria, fue excluida de la discusión, pese a haber manifestado –incluso formalmente en la Comisión Legislativa-, la necesidad de una conformación plural del organismo encargado de organizar y fiscalizar las elecciones municipales y de juntas vecinales.

“Hemos manifestado en reiteradas oportunidades la intención de nuestro espacio político de tener representación y de resguardar la pluralidad en la representación en este organismo de vital importancia para la vida democrática de nuestra ciudad”, delimitó la concejal Ana Maks.

 

Concejal Ana Marks

 

La importancia estratégica de la Junta Electoral puede mensurarse sólo recapitulando recientes hechos políticos, como la organización del referéndum para la destitución de Omar Goye o la validación de las firmas presentadas por los vecinos para frenar la entrega -sin licitación- del Cerro Catedral a CAPSA. Oficializa las listas, resuelve impugnaciones y realiza el escrutinio definitivo.

En diálogo con En Estos Días, Marks advirtió que esta conformación acordada entre JSB y el PRO “no solo afecta la vigencia de la democracia y del régimen republicano y representativo, sino que la transforma en un organismo meramente funcional a los que detentan el poder”. 

Para la edil, al no respetarse la representatividad de todas las fuerzas políticas “no se garantiza la imparcialidad, establece un plano de desigualdad, y -lo más grave- pone en riesgo los derechos políticos de los ciudadanos hasta el 2023”.

El presidente del Concejo, Diego Benítez, se refirió al acuerdo como el resultado de un proceso de diálogo y búsqueda de consenso, afirmación que fue tajantemente refutada por Marks: “Esos canales nunca estuvieron abiertos. Tuvieron en esta elección el mismo comportamiento autoritario y antidemocrático que viene mostrando a lo largo de la gestión”, recriminó.

 

María Isabel Ortega, Diego Raúl Tyslak y Ernesto Eberardo Vicens nuevos integrantes de la Junta Electoral Municipal.

 

Detalló que, en la única reunión convocada para tratar el tema, el FpV presentó una propuesta que fue “automáticamente rechazada sin ninguna evaluación previa de formación y antecedentes”, argumentando “de forma explícita” el acuerdo político ya cerrado entre el bloque de JSB y el PRO. 

Su visión coincide con la de su compañero de bloque, Daniel Natapof, quien alertó que el corrimiento de la oposición de la Junta Electoral es “un tema bastante delicado”, que va a “despertar suspicacias y dudas respecto a la posible falta de transparencia” de los comicios.

A la abrumadora mayoría en el Concejo (que incluye la presidencia de todas las comisiones) y un Tribunal de Contralor congelado por el oficialismo, el intendente Gustavo Gennuso añadió desde este martes otra institución funcional, sin presencia de fuerzas opositoras.