Tras 40 meses en obra Gennuso otorgó beneficios impositivos a frentistas de la calle Mitre

El Intendente reconoció que hubo “indeseables consecuencias económicas” por la merma de público. Dispuso descuentos, prórrogas de vencimientos, suspensión de clausuras y planes de pago. Los privados había requerido la exención.

08/05/2019
Bariloche

 


Desde que el 4 de enero de 2016 las vallas, máquinas y operarios coparon la calle principal de Bariloche, los comerciantes vienen denunciando un fuerte impacto negativo en sus ventas, producto de la baja en la cantidad de potenciales clientes que circulan por la arteria.

La situación generó, incluso, fuertes cruces entre el sector privado y funcionarios municipales, con tensas reuniones convocadas por la Cámara de Comercio en 2017, en las que los comerciantes responsabilizaron de la delicada situación financiera a las demoras en la obra y la pretendida peatonalización.

Nota relacionada: Así fue el duro cruce entre empresarios y Chamatrópulos

 

El propio Intendente aportó en esa oportunidad a caldear los ánimos, declarando en los medios de comunicación que los comerciantes debería “rever los negocios” ante las caídas en la ventas, vinculándolas con la recesión y las compras en Chile.

A 40 meses del inicio de una obra que debía culminar en 270 días, Gennuso firmó este miércoles la Resolución 1442-I-2019, en la que admite el perjuicio causado por la inusual prolongación de los trabajos.

“Los contribuyentes solicitan la eximición de la Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene (TISH), manifestando que las obras de reparación efectuadas sobre la calle Mitre impactan negativamente en la afluencia de público, perjudicando así la actividad comercial, reduciéndose de manera considerable las ventas de sus respectivos comercios”, argumentó en la Resolución.

El beneficio requerido no fue otorgado, pero el Ejecutivo concedió que los trabajos provocaron “una merma importante en la afluencia del público que habitualmente transita en esta calle”, por lo que dispuso prorrogar por 90 días el vencimiento de la TISH “para paliar las indeseables consecuencias económicas que este hecho ha producido”, además de un plan de facilidades de pago.

En la misma Resolución, suspendió por ese plazo las intimaciones de pago, clausuras y ejecuciones fiscales; otorgó un plan de pagos de hasta 3 cuotas sin interés del saldo adeudado; y dispuso un descuento del 15 por ciento a los frentistas y locales de galerías en la TISH y el Emprotur. 

En marzo, la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro tomó una medida similar, al prorrogar el vencimiento del Impuesto a los Ingresos Brutos y abrir planes de pago de hasta 24 cuotas. En la disposición, la provincia reconoció una merma importante de público y “publicidad altamente negativa para el turismo”.

 

Nota relacionada: Obra de Mitre: Admiten consecuencias económicas y prorrogan impuestos a frentistas

Los paliativos tributarios estarán destinados a unos 150 comerciantes, principales afectados por las marchas y contramarchas de una obra que está atravesando un sinfín de conflictos empresarios, judiciales, técnicos y estructurales.

Caños pluviales plásticos soterrados que colapsaron bajo el peso del hormigón y el tránsito pesado; cañerías de agua potable que no se reemplazaron; desagotes cloacales que no fueron conectados al colector principal, los niveles de la calzada más altos que el de algunos comercios, hundimientos y rajaduras, fueron las principales quejas expresadas en repetidas oportunidades por los frentistas, que ya llevan prácticamente 1.200 días rehenes de los escombros.

 

Nos acompañan
#Auspicios #Apoyos