La información sobreexpuesta

El atentado contra el diputado nacional por Cambiemos, Héctor Olivares, y su asesor, Miguel Yadón, dejó en evidencia que dominar el relato mediático es siempre más importante que la resolución policial de un caso.

09/05/2019
Nacional
Carolina González

 

Imágen de la cámara de seguridad del momento en que se produjo crimen

 

Al diputado Nacional por La Rioja,  Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón les dispararon  pocos minutos antes de las 7 de la mañana, a metros de la puerta del Congreso de la Nación.

Para el medio día, todos los argentinos disponían en sus pantallas del video del ataque. En menos de seis horas, las imágenes del atentado llenaron las páginas   de todos los diarios, como también las hipótesis del caso y hasta los nombres de los autores. ¿Efectividad policial o pantalla informativa?

 

Minuto a minuto

Los disparos contra el diputado riojano Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón se produjeron 5 minutos antes de las 7 de la mañana. Pero la noticia no apareció en los medios de comunicación -ni siquiera los hegemónicos- hasta las nueve.

Sin embargo, para el medio día, todo el país podía acceder al video del hecho, no porque, como ha sucedido en otras oportunidades, fue filtrado por la prensa, sino porque el mismo organismo encargado de la investigación puso verdadero énfasis en dominar el relato.  

En la era de las redes sociales y la hipercomunicación, el video del atentado contra el diputado Héctor Olivares fue expuesto de forma directa, abierta y en vivo por la propia Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. Lo hizo en conferencia de prensa, -que aprovechó también para ampliar detalles- retransmitida por todas las vías oficiales comunicación.

En esa instancia, ya los medios habían publicado las fotos del levantamiento de pruebas que hizo la Policía Federal en el lugar del hecho. También se había pronunciado todo el arco político y hasta el presidente Mauricio Macri tuvo tiempo de grabar un mensaje televisivo ofreciendo sus condolencias y asegurando que se llegaría “hasta las últimas consecuencias para saber qué fue lo que pasó”.

Antes de que los familiares de las víctimas llegaran a la ciudad de Buenos Aires procedentes de La Rioja;  antes de que el diputado Olivares saliera del quirófano; antes de que concluyera la autopsia del cuerpo de Yadón, la información oficial estaba expuesta.

 

 

Al promediar la tarde, aún hasta los medios críticos al gobierno nacional y particularmente a la gestión de Patricia Bullrich, se hacían eco (únicamente) de las versiones del Ministerio de Seguridad. Prevalecía siempre el relato oficial.

“EL objetivo era Yadón” anunció la Ministra dejando de lado la posibilidad de que fuera el diputado radical el destinatario del atentado “No quisieron asesinarlo (a Héctor Olivares) porque podrían haberlo hecho”, dijo Bullrich basándose en el video que se proyectaba a sus espaldas, donde se ve con claridad que los atacantes tienen tiempo suficiente hasta para irse caminando.

Bullrich incluso reveló el origen de las imágenes de video  que “no son de las cámaras de video vigilancia, sino que es una cámara que se utiliza para la seguridad de Estado, la seguridad del Presidente, se utiliza para la seguridad del Congreso en determinados momentos. No está prendida permanentemente, no está monitoreada permanentemente, por eso no pudo advertirse el ataque”.

La eficiencia del ministerio de Seguridad y la apertura a brindar información sobre el caso de manera veloz se contrapone con aquel Estado que demoró 78 días en encontrar el cuerpo de Santiago Maldonado, a unos pocos metros de donde se había producido el ataque en el Pu Lof en resistencia de Cushamen. E incluso se muestra diferente con el oscurantismo que por estos días envuelve a la cartera nacional y particularmente a su titular, en causas sobre posible extorsión y espionaje ilegal investigadas por el juez Alejo Ramos Padilla.

El diputado de cambiemos se encuentra en estado crítico, internado en el hospital Ramos Mejía de la ciudad Autónoma de Buenos Aires. El asesor, y funcionario de la Secretaría de Energía, Miguel Yadón falleció en la ambulancia que lo trasladaba.

Los responsables del homicidio aún no fueron detenidos (aunque la prensa nacional ya publica sus nombres y la relación que existiría entre los involucrados), pero seguramente, cuando esto suceda, se sabrá por Facebook.

Nos acompañan
#Auspicios #Apoyos