Preocupación gremial por ampliación de cobro del Impuesto a las Ganancias

El próximo jueves, en sesión ordinaria, la Legislatura rionegrina aprobaría la adenda del Consenso Fiscal, firmada por el Gobierno provincial con la Nación en septiembre del año pasado. Implica la ampliación del cobro del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores y funcionarios provinciales y municipales.

31/05/2019
Río Negro

La Legislatura tratará el proyecto el 6 de junio

Los gremios de trabajadores estatales ya muestran su preocupación por el impacto del aval a la adenda del acuerdo de Consenso Fiscal suscripto entre Provincia y Nación, y el impacto que la medida tendrá sobre el salario real en las diferentes categorías de la administración pública.

La iniciativa, además, incluye la eliminación de pagos en concepto de viáticos, movilidad, bonificación especial o funcional, responsabilidad jerárquica, dedicación, desarraigo, entre otros.

Si bien muchos de los trabajadores ya son alcanzados por el gravamen, existen excepciones a través de resoluciones internas de diferentes Poderes y organismos que exceptuaba de esa carga a miles de empleados. Puntualmente, los legisladores y trabajadores de ese Poder, así como los órganos de control, las empresas del Estado, y algunos sectores específicos del Ejecutivo -como los profesionales de la Salud- se ven actualmente beneficiados por medidas que disminuyen la base imponible de cálculo de ese Impuesto.

Uno de los sectores más afectados hasta el momento es el docente, que abarca alrededor de 22 mil trabajadores públicos. Ellos pagan el Impuesto desde hace años y en reiteradas oportunidades reclamaron al Ministerio de Educación la aplicación de excepciones similares a los demás sectores.

El impuesto, que se aplica sobre el sueldo bruto en blanco, afecta actualmente al 50 por ciento del plantel docente, es decir alrededor de 11 mil trabajadores, la mayoría de quienes trabaja en doble turno.

Marcelo Nervi

“Los docentes hemos planteados en reuniones paritarias de que la Provincia buscara la forma de que los docentes también estuvieran exentos del Impuesto a las Ganancias y no hemos podido avanzar en alguna alternativa”, explicó a En Estos Días Marcelo Nervi, Secretario Adjunto de UNTER.

“Hay una franja completa de trabajadores que por su antigüedad, o porque tienen una cargo de entre 16 y 25 horas del nivel medio entran en la instrumentación del Impuesto a las Ganancias”, agregó.

“En los últimos aumentos -detalló-, el cambio de categoría significaba más descuento que aumento. Es decir, al pasar de una categoría a otra el aumento salarial significaba 2.500 pesos y la retención del impuesto a las ganancias era de 3.000”.

Nervi consideró que la aprobación de la adenda puede representar ampliar el piso de trabajadores que deberán tributar. Aunque desde el gremio no han definido ninguna medida, el sindicalista asegura que buscará el diálogo con otros gremios para discutir alguna acción de reclamo.

Por su parte, Juan Carlos Scalesi, titular del UPCN en Río Negro, se mostró indignado porque, dijo, “a quienes más afectará el impuesto será a aquellos trabajadores que están cerca de la edad jubilatoria, a quienes el Gobierno le blanquea las sumas no remunerativas”.

Juan Carlos Scalesi

“En el Estado (Ley 1844) somos los que menos cobramos, pero sin embargo el impuesto incluye el aguinaldo y entonces sí se afectan las remuneraciones”, planteó. A modo de ejemplo, Scalesi dijo que un trabajador de categoría 18 -la más alta del escalafón- tiene un sueldo aproximado de 45 mil pesos, y que la base imponible se lograría con el sueldo anual complementario.

Además mostró su preocupación porque el impuesto comience a aplicarse de manera retroactiva, considerando que el Consenso Fiscal determinaba que debía iniciarse el cobro el 1 de enero.

“Este es un compromiso que tomó el Gobernador a espaldas del pueblo rionegrino y nos quiere hacer pagar los platos rotos a los trabajadores”, resumió Scalesi.

Descartó medidas gremiales conjunta con otros gremios porque “lo que están haciendo algunos colegas es mostrarse como que están haciendo algo, pero ellos sabían que este pacto se firmó a fines del 2018 y se iba a empezar a implementar en el 2019. Lo sabíamos todos, lo que hizo el Gobernador fue dilatarlo e instalarlo ahora que ganaron las elecciones”, cuestionó.

También la Senadora Magdalena Odarda (RIO) cuestionó el proyecto porque “con la firma del Consenso Fiscal el año pasado, el Gobierno entregó a la Nación los recursos que son de todos los rionegrinos. Ahora, con esta iniciativa se hace efectivo el grave saqueo sobre los salarios de los trabajadores”, señaló.

Calculó que “la medida comprende 2.500 sueldos de empleados estatales que al día de hoy se encontraban exentos. Es una barbaridad porque los salarios de los trabajadores no son ganancia”, sentenció.

“El gobierno de Río Negro especuló con los trabajadores, porque envió esta iniciativa a la legislatura luego de celebradas las elecciones provinciales”, subrayó Odarda, y criticó: “El gobierno de Weretilneck deja muy en claro que es cómplice del saqueo y el empobrecimiento que están sufriendo todos los trabajadores”.

Finalmente, recordó que, cuando en noviembre de 2018, el Congreso aprobó el Pacto Fiscal firmado entre Macri y Weretilneck, fue la única representante de Río Negro en la Cámara Alta que lo rechazó.

“Dijimos entonces, con claridad, que este acuerdo entregaba a la Nación los recursos genuinos de la coparticipación de Río Negro y permitía el saqueo a los trabajadores públicos. No sólo destruyen el salario con el ajuste y la inflación, sino ahora también van a seguir destruyéndolo con los descuentos por ganancias. El presidente y el gobernador son responsables”, explicó Odarda.

Nos acompañan
#Auspicios #Apoyos