Usuarios del transporte rechazaron el inminente aumento del boleto

Juntas Vecinales y la Multisectorial por el Transporte Público se manifestaron este lunes en el Centro Cívico. Alertaron a las autoridades municipales el impacto que tendrá la medida en el bolsillo de los trabajadores.

03/06/2019
Bariloche

Nuevo reclamo de vecinos por el boleto (foto archivo)

Las condiciones en las que se transporta a los usuarios y la imposibilidad de las economías familiares de afrontar un nuevo aumento, fueron los planteos principales de los vecinos que se acercaron a reclamar al Centro Cívico. Advirtieron que muchos “ya optan por caminar antes que tomarse el colectivo”. Para otros, ni siquiera es una opción.

La convocatoria realizada a través de las Juntas Vecinales, repudió también la reducción de recorridos y frecuencias, y la utilización de subsidios municipales para financiar a la empresa. Por ese concepto, el intendente Gustavo Gennuso ya le asignó 21 millones de pesos en cuatro meses.

“En los últimos años cerraron 400 pymes en Bariloche. ¿Qué pasaría si reclaman el mismo trato?”, cuestionó Ángel Vainstein, referente de la Multisectorial por el Transporte Público, que viene denunciando -desde el arribo de Mi Bus- los riesgos de la monopolización del servicio, la imposibilidad de acceder a información pública sobre la determinación de costos, y la firme negativa del Gobierno a permitir la participación de los usuarios en la Comisión de Seguimiento del Transporte.

Proyectó, además, que con la escala de aumentos requerido por la empresa, la última sección se iría a 70 pesos, por lo que un trabajador hotelero gastronómico de la zona del Llao Llao deberá desembolsar 140 pesos diarios para trasladarse.

Anunciaron que en las juntas vecinales se pondrán a disposición planillas de adhesión al reclamo, que expusieron este viernes en la sala de prensa ante el Jefe de Gabinete, Marcos Barberis y el concejal oficialista Carlos Sánchez y Puente.

La movilización fue una respuesta de la Multisectorial y las juntas vecinales a la solicitud de Mi Bus para llevar el boleto mínimo de 27 pesos a 33, aplicando un 20 por ciento de incremento a la tarifa. “En caso de que no se autorice el aumento solicitado, la empresa se verá imposibilitada de afrontar los compromisos salariales con el correspondiente aumento previsto por el sindicato”, presionó la empresa a través de un comunicado.

El pedido de actualización de tarifa ingresó formalmente este viernes al Ejecutivo. Según anticipó Barberis, la documentación respaldatoria será analizada para luego convocar a la audiencia pública correspondiente, con el fin de consultar a la ciudadanía su opinión sobre elevar a 33 pesos el boleto que al inicio de la gestión Gennuso valía 8.