Es Ley la ampliación del Impuesto a las Ganancias para estatales rionegrinos

Por mayoría se aprobó la norma que tiene fuerte resistencia por parte de los gremios. Desde el oficialismo aseguran que no se aplicará hasta dentro de cuatro u ocho meses. Protestas tras las vallas que rodearon la Legislatura.

06/06/2019
Viedma

 

Por una mayoría de 23 votos a favor y 17 en contra, el oficialismo logró este jueves la aprobación de la adenda del Consenso Fiscal que establece la ampliación del cobro del Impuesto a las Ganancias a todos los trabajadores y funcionarios del Estado provincial.

La sesión se desarrolló mientras un grupo de trabajadores estatales, fundamentalmente judiciales, se manifestó detrás de las vallas que rodeó el Parlamento.

A pesar de los previos planteos de rechazo por parte de los diferentes gremios estatales, el bloque oficialista de Juntos Somos Río Negro avanzó con la ratificación del acuerdo nacional, que establece la eliminación de cualquier normativa o resolución interna que exceptúe la aplicación del gravamen al 100 por ciento.

Como agregado al proyecto original que fue remitido desde el Poder Ejecutivo, los legisladores incluyeron un plazo de entre 120 y 240 días para iniciar la aplicación de la adenda, aunque no adjuntaron documentación del Gobierno nacional o la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que avalen tal dilación.

La jornada se inició tensa, con una asamblea de los trabajadores legislativos en el hall de entrada de la Legislatura, convocada por el gremio que los nuclea, Apel. Los empleados del Parlamento mostraron su disconformidad a pesar de los esfuerzos denodados de sus Secretario General, Alejandro Gatica, por convencer a los empleados de que durante el plazo de 240 días trabajarán junto a los legisladores con mandato los que ingresen el 10 de diciembre, para minimizar el impacto de las retenciones por Ganancias.

 

Solo un puñado de esos trabajadores se acomodó en las bandejas superiores del recinto para escuchar el debate. También pudieron acceder los representantes del gremio docente UnTER. Los judiciales siguieron las discusiones desde la calle, tras las vallas y la Policía.

Mientras se realizaba la asamblea de los legislativos, se inició la sesión y se trató el proyecto.

El legislador de Juntos Somos Río Negro de Bariloche, Leandro Lescano, ofició de miembro informante de su bancada y aseguró que la Provincia “no puede legislar sobre leyes nacionales”, e intentó llevar tranquilidad a los estatales al asegurar que “los 120 días (de plazo) se pueden convertir en 240, sólo si en forma participativa con los gremios están dispuestos a encontrar una solución”.

Leandro Lescano

Desde la bancada oficialista no aportaron datos respecto a cuántos trabajadores serán abarcados por el Impuesto a partir de su universalización. Actualmente el monto mínimo imponible es de 49 mil pesos brutos, según detalló el Ministro de Economía, Agustín Domingo, en las comisiones de análisis del proyecto.

La oposición rechazó la iniciativa a la que calificó como una medida de “ajuste”. Los legisladores del Frente para la Victoria votaron negativamente “porque es perjudicial para los trabajadores. En su momento advertíamos que el Pacto Fiscal era malo para los intereses de los rionegrinos, y esta adenda es mucho peor”, aseguró Nicolás Rochás.

Además advirtió que a fines de este año la AFIP -órgano de retención del Impuesto-, puede solicitar a los trabajadores el pago retroactivo, correspondiente a todo 2019.

La adenda fue firmada por el Gobernador Alberto Weretilneck con el Gobierno nacional en noviembre de 2018, y debía ser ratificada inmediatamente por la Legislatura, para entrar en vigencia a partir del 1 de enero de este año. “Cuanto más se demore la retención más incertidumbre habrá sobre el real impacto en los sueldos de los trabajadores”, panteó Rochás.

Su compañero de bancada y presidente del bloque, Alejandro Marinao, siguió esa línea de argumentos al asegurar que la adenda al Consenso Fiscal tendría que haberse tratado en el Parlamento dentro de los 30 días después de firmado, y evaluó que la demora estuvo relacionada con “el proceso electoral”.

Alejandro Marinao

“Esta norma es de cumplimiento efectivo una vez que este recinto apruebe el proyecto. Tenemos que hacer valer el federalismo, porque hoy esta Legislatura podría rechazarlo si realmente queremos defender el salario de los trabajadores. Más tarde o más temprano, habrá un impacto directo sobre el salario, que no es ganancia sino que tiene carácter alimentario”, agregó.

El debate fue cerrado por el presidente del Bloque Juntos Somos Río Negro y vicegobernador electo, Alejandro Palmieri, quien reiteró que la Provincia "no tiene potestad” de eludir el cobro del Impuesto. “Sobre el Impuesto a las Ganancias tienen atribución los Diputados y Senadores de la República Argentina”, explicó.

Alejandro Palmieri

“Somos pocas las Provincias que no estamos cumpliendo con la Ley de Impuesto a las Ganancias, y es una Ley nacional que existe desde la época de (el ex Presidente, Juan Domingo) Perón. No es cierto que esta Legislatura le va a meter la mano en el bolsillo a los trabajadores, porque es una Ley nacional que existe desde hace 40 años”, señaló.

Luego hizo un repaso de los “beneficios que el Gobierno provincial le dio a los trabajadores estatales” en los últimos años. "Si queremos un país serio tenemos que empezar a cumplir con las leyes nacionales”, concluyó.

La iniciativa se aprobó con los votos de Juntos Somos Río Negro, Cambiemos y la UCR. Votaron los bloques del Frente para la Victoria, Fuerza Nacional y Popular (Mario Sabbatella) y CFK Argentina (Ricardo Arroyo).

La tensión con la que se había iniciado la jornada se fue diluyendo con el correr de las horas y para el momento de la votación hasta el gremio SITRAJUR se había retirado de las calles. Sólo quedaron los legisladores, las vallas, los cordones policiales, y la Ley que amplía el recorte sobre los salarios.