Fundación Petisos reconoció la falta de rendición de fondos y devolvió 40 mil pesos

Los debía desde 2014 y la demora en la rendición provocó una millonaria pérdida de recursos para la infancia. Tras la denuncia de las organizaciones, la Fundación que dirige Elena Durón reintegró los fondos.

25/06/2019
Bariloche

Elena Durón

La Fundación Petisos que conduce Elena Durón reintegró los 40 mil pesos que recibió en 2014 para llevar adelante el Programa “Participación Protagónica de la Infancia”.

La falta de rendición de esos recursos generó una pérdida de más de un millón de pesos destinados a programas para los niños, niñas y adolescentes de Bariloche, según denunció oportunamente el Movimiento por la Infancia. Incluso, esa entidad criticó que la Municipalidad ofreció pagar con recursos públicos los fondos adeudados por la Fundación Petisos, es decir financiar con el dinero de los barilochenses la deuda de la organización presidida por Durón, esposa del Intendente Gustavo Gennuso.

Nota relacionada: Falta de rendición de la Fundación Petisos generó millonaria pérdida de fondos para la infancia

Durón respondió que ese dinero había sido pagado en 2014, pero que un cambio en la metodología de rendición por parte del Consejo Provincia de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (CONIAR) derivó en el problema administrativo y la falta de nuevos aportes para las organizaciones.

Nota relacionada: Fundación Petisos respondió al Movimiento por la Infancia

Ahora, este lunes, a través de una Resolución, el Ejecutivo blanqueó que recién el pasado 4 de junio de este año la Fundación Petisos pagó al Municipio los 40 mil pesos adeudados, sin intereses ni punitorios.

La Resolución firmada por Gennuso (2204-2019) establece que “se debe realizar la devolución de fondos a la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) para dar por finalizada la rendición pendiente del CONIAR correspondiente al año 2014”.

Con esta tardía rendición las organizaciones esperan que se destraben los fondos para abordar los acuciantes problemas que enfrentan los niños y niñas de Bariloche.