Unánime rechazo gremial a la oferta salarial del Gobierno

UPCN, ATE, y UnTER no aceptaron la propuesta de aumento de un 6 por ciento para julio. La semana próxima habrá una nueva reunión.

27/06/2019
Río Negro

 

El Gobierno provincial ofreció, en el marco de una nueva reunión paritaria, un 6 por ciento de aumento salarial.

La oferta fue unánimemente rechazada por los gremios estatales.

La oferta oficial fue llevada por los ministros de Economía, Agustín Domingo; y de Gobierno, Luis Di Giácomo; y la titular del Consejo de la Función Pública, Isabel Tipping.

En paralelo, se realizó el encuentro en Educación, con la presencia del gremio UnTER, y la ministra del área, Mónica Silva.

La mesa directiva provincial de la UPCN ”repudió y rechazó” la propuesta salarial del 6 por ciento que el Gobierno hizo a los gremios estatales en la Función Pública, y solicitó que “actúe en función de la situación económica crítica por la que están pasando los agentes públicos a partir del enorme ajuste que hizo el gobierno con la anuencia de ATE”.

El gremio que conduce Juan Carlos Scalesi reunió este miércoles al cuerpo de delegados provinciales, en paralelo con la paritaria. Desde ese encuentro se conoció el nuevo ofrecimiento salarial del gobierno (un 6% de aumento a pagarse el 2 por ciento en julio y el 4 en septiembre) que los trabajadores finalizarían de cobrar en octubre.

La UPCN solicitó un cuarto intermedio en la Función Pública para consultar en la reunión de Mesa Directiva, pero el Gobierno rechazó el pedido y propuso una nueva fecha de la reunión para el próximo miércoles 3 de julio.

El dirigente de UPCN, Luis Rosas, que participó de la paritaria, comunicó al cuerpo de delegados que “el Gobierno nos informa que por cuestiones financieras, para poder enfrentar el pago de sueldos y aguinaldos tuvieron que vender letras (títulos de deuda pública), manifestando que la recaudación está muy por debajo de los índices de inflación cuando hasta dos meses -justo antes de las elecciones- decían tener superávit en las cuentas”.

Antes, el gremio había presentado un petitorio solicitando que el Gobierno considere la inflación de mayo 2018 a mayo 2019 que dejó a los salarios reducidos en un 26 por ciento, e intente acercarse a una propuesta de recuperación salarial. 

“Esperamos que los trabajadores no nos enteremos que en una reunión en un bar o en un casino el Gobierno ‘acordó’ informalmente otro aumento muy por debajo de la inflación aumentando la angustia económica y acentuando este tremendo ajuste sobre los trabajadores”, finalizó Rosas.

En tanto, desde ATE se consideró que “esta propuesta salarial, además de ser insuficiente, es totalmente irracional”.

 

Silvina Elgueta, dirigente de ATE, representante del sindicato en la mesa de negociación, consideró que la propuesta parece “salida de un planeta en el que se desconoce una evolución de precios que amenaza el poder adquisitivo de nuestros sueldos”.

ATE ratificó su demanda de un 12 por ciento de incremento como “única posibilidad de equiparar los niveles de inflación que se verifican en la región”. Ante la falta de respuesta, el gremio consideró que “el Ejecutivo incumplió con su compromiso de realizar una oferta seria y sólida”.

Además, indicó que el Gobierno “no muestra buena fe en las negociaciones porque no puede desconocer las necesidades reales de los empleados públicos y el impacto sufrido en el poder de compra de los sueldos durante las últimas semanas”.

Para ATE, “la postura inflexible del gobierno encabezado por Weretilneck pone en riesgo el proceso de diálogo con la entidad gremial, porque no pueden confundirse los avances logrados en otros aspectos, como el pase a la planta permanente, la creación del fondo para la vivienda para los afiliados y ahora el Convenio Colectivo de Trabajo, con la obligación de mantener inalterable el poder adquisitivo de todos los empleados públicos de la provincia”.

Finalmente, luego de la reunión paritaria docente, la UnTER consideró “absolutamente insuficiente la propuesta que presentó el gobierno de un 6 por ciento de aumento para el próximo trimestre”, a la vez que también expresó ”su profundo malestar por la demora en la convocatoria”, y pidió una cláusula de reajuste mensual.

 

El sindicato docente rechazó la oferta de la ministra de Educación Mónica Silva, teniendo en cuenta que “la realidad demuestra que es una falacia la baja del índice inflacionario, sino que por el contrario, los salarios docentes quedaron por debajo del índice acumulado semestral”.

En tal sentido, la UnTER exigió una nueva propuesta acorde a los requerimientos presentados y la implementación de una cláusula de reajuste mensual. Paticia Cetera, titular del sindicato, dijo que no se puede considerar un 6 por ciento, haciendo un análisis real de cómo es la situación de la inflación en la Argentina y destacó que “si ahora, intentando contenerla en el mes de mayo, llegó al 3,1, por lo tanto un 6 por ciento no podría contemplarse para los próximos tres meses” y por ello ni siquiera es plausible llevarla a un Congreso.