# ¿QUIÉN MATÓ A RAFAEL NAHUEL?

Un Tribunal anti mapuche resolverá si Pintos sigue preso

La Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal aceptó abocarse a resolver el recurso presentado por el abogado del Cabo Primero de Prefectura procesado por matar a Rafael Nahuel. Es el mismo Tribunal que ordenó la detención de los dos jóvenes mapuches testigos del asesinato. La Gremial de Abogados quiere representar a Lautaro González Curruhuinca.

28/06/2019
Bariloche

Pintos y los Albatros, antes de asesinar a Rafael Nahuel

El procesamiento por “homicidio agravado” y el dictado de prisión preventiva contra el Cabo Primero Francisco Javier Pintos será revisado por la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal, cuyo antecedente más próximo en la causa es haber revocado la excarcelación de Fausto Jones Huala y Lautaro González Curruhuinca, los dos jóvenes mapuches testigos del asesinato de Rafael Nahuel.

Ver nota relacionadaEl delito de ser mapuche

El Tribunal -presidido por la Jueza Liliana Catucci e integrado por Eduardo Rafael Riggi y Juan Carlos Gemignani- aceptó abocarse a analizar el recurso presentado por el abogado de Pintos, Marcelo Hugo Rochetti.

Esa defensa había apelado el fallo de la Cámara Federal de General Roca, que el pasado 15 de mayo procesó a Pintos por “homicidio agravado”, y le dictó prisión preventiva, medida que se cumplió recién el 14 de junio.

Aquella resolución de la Cámara roquense había descartado la posibilidad de un enfrentamiento armado entre la comunidad mapuche y los integrantes del grupo Albatros, la tarde del 25 de noviembre de 2017, cuando Nahuel fue asesinado por la espalda.

El fallo detalló que existió “una persecución” por parte de los uniformados, y cuestionó los argumentos de Pintos, quien intentó convencer a la Justicia que no portaba el subfsuil MP5 de donde, según la pericia balística, salió el proyectil que mató a Rafael.

Fuentes con acceso al expediente señalaron a este medio que el Juez Federal Leónidas Moldes -quien había procesado a Sergio Damián García, Carlos Valentín Sosa, Juan Ramón Obregón, Sergio Guillermo Cavia y Pintos, los cinco Albatros que actuaron aquella tarde bajo la figura de “homicidio cometido en exceso de legítima defensa”- remitió el expediente a Comodoro Py, para que la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal se aboque a su estudio.

Cualquiera sea la resolución de ese Tribunal, el caso llegará, inevitablemente, apelado a la Corte Suprema de Justicia.

 

Defensa de González Curruhuinca

 

Paralelamente, la Gremial de Abogados anunció que asumió la defensa de Lautaro González Curruhuinca, uno de los dos jóvenes que bajaron el cuerpo de Rafael Nahuel y son testigos centrales del asesinato.

Sobre González Curruhuinca pesa un procesamiento por “usurpación” y por “agresión” contra los uniformados.

La madre de González Curruhuinca confirmó la defensa de la Gremial de Abogados

El joven mapuche se negó a someterse a los términos impuestos por la Justicia y en reiteradas oportunidades cuestionó el accionar de fiscales y jueces en relación al expediente que investiga el asesinato de Rafael Nahuel.

Hace pocos días la Gremial de Abogados anunció que asumiría la defensa de González Curruhuinca y criticó que “no hay ninguna forma de reconstruir la verdad ni de exigir justicia con los compañeros testigos y sobrevivientes de la emboscada imputados, perseguidos, judicializados o con orden de captura”.

“Hace un año que el compañero Lautaro Gonzalez Curuhuinca se encuentra obligado a la clandestinidad, en un claro acto intimidatorio que busca acallarlo y ser disciplinante”, se indicó desde la organización que nuclea a abogados de distintos puntos del país dedicados a la defensa de luchadores sociales.

La intención de la Gremial de Abogados choca con la decisión del Juez Federal de Bariloche, Leónidas Moldes, de negarle el derecho a la defensa a González hasta tanto “se ajuste a derecho”, es decir se presente y, probablemente, sea detenido.

Integrantes de la Gremial de Abogados

La entidad planteó que “suspenderle la defensa (al joven mapuche) es una maniobra de presiÓn para que se someta a la voluntad del estado, y la voluntad del estado es que acepte un acuerdo, que legitime la versiÓn del Ministerio de (in) Seguridad bajo la 'teoría del encubrimiento' sobre un enfrentamiento con las fuerzas represivas que justifique la balacera”.

“Así, el cobarde asesinato por la espalda de Rafael Nahuel Salvo no sería más que el daño colateral de una defensa. Pintos no es señalado como un asesino uniformado y sus cómplices potenciales asesinos Cavia, Sosa, Berra, Lescano, Garcia y Obregón tampoco lo son. En este clima entreguista y en clara desventaja continuamos denunciando el complejo entramado de impunidad, buscando generar presión para que el crimen de Rafa no quede sumergido en el bipartidismo reinante”, señaló finalmente la Gremial de Abogados.