# DE LOS DOS LADOS DEL MOSTRADOR

Gennuso conduce 4x4 de empresa beneficiada con millonaria contratación directa

La Toyota Hilux en la que se moviliza el Intendente pertenece a OPS, la firma quebrada e investigada por corrupción a la que el Municipio le alquiló maquinaria, sin licitar, por 3 millones de pesos. No existe resolución de pago ni incorporación al patrimonio de la 4x4.

03/07/2019
Bariloche

La Hilux de OPS que maneja Gennuso

Desde el mes de febrero pasado es habitual observar al Intendente, funcionarios del Gobierno y hasta al concejal gennusista Carlos Sánchez y Puente, conducir una moderna camioneta 4x4 blanca, doble cabina, sin identificación de auto oficial, ni patente trasera.

En Estos Días pudo confirmar que el vehículo es parte de la flota de OPS S.A.C.I., la empresa de Cipolletti especializada en servicios petroleros que en diciembre fue declarada en quiebra, que tiene sus bienes embargados (debía 800 millones de pesos a la AFIP, entre otros acreedores) y que es investigada por presunto lavado de dinero y aportes de campaña, tras la denuncia penal presentada en 2016 por los diputados del PRO, Leandro López (Neuquén) y Sergio Wisky (Río Negro).

Ver nota relacionadaGennuso alquiló maquinaria por 3 millones de pesos a empresa cipoleña quebrada y denunciada por lavado de dinero

Gennuso no emitió ningún acto administrativo para el alquiler de la camioneta, su compra o incorporación al patrimonio Municipal.

 

OPS es la misma empresa a la que el Intendente, en febrero de este año, contrató el alquiler de equipamiento en forma directa sin licitación por 3.121.800 millones de pesos. Con una inversión menor, según aseveró el gremio de trabajadores municipales SOYEM, se hubieran reparado todas las máquinas municipales averiadas.

La Resolución Nº 582-I-2019, del miércoles 20 de febrero, detalló que el pago a OPS S.A.C.I. incluía el servicio de alquiler, sin chofer, de 5 motoniveladoras, 2 retroexcavadoras y 1 topadora. El gobierno anunció oficialmente el alquiler, reservando que se eludió la licitación y ocultando el nombre de la empresa beneficiada. “Se trata de un alquiler temporario de cinco motoniveladoras y dos retro excavadoras que se sumarán a los vehículos oficiales”, puntualizó Gennuso en aquel momento.

Este medio publicó oportunamente la información sobre el alquiler directo a OPS, y el Ejecutivo se vio en la obligación de emprolijar el acto administrativo (a través de la Resolución Nº717-I-2019), y detalló cuáles eran las maquinarias involucradas en la operatoria y las motivaciones del alquiler.

Comprobación de la titularidad de la camioneta

Sin embargo, ni la Resolución original ni la rectificatoria hace mención alguna al alquiler, compra o cesión de la Toyota Hilux que conduce Gennuso y sus funcionarios. Y, a diferencia de la maquinaria vial, la 4x4 tampoco fue identificada como vehículo oficial.

Ver nota relacionadaGennuso busca emprolijar el millonario alquiler directo de maquinaria vial

La camioneta no está radicada en Río Negro y no fue incluida en ninguna Resolución. Sin embargo, En Estos Días accedió a una nota interna de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, del 25 de febrero, en la que constan los datos de cada uno de los vehículos de OPS incluyendo la pick up, patente OFW 615, que desde hace cuatro meses maneja Gennuso y sus funcionarios.

No es la primera vez que la administración Gennuso protagoniza hechos de este tipo. Por caso, el titular de Tránsito y Transporte, Carlos Catini, manejó -¿maneja?- una camioneta perteneciente a una empresa ligada a Amancay SRL, la firma que explota el servicio de transporte urbano de pasajeros -a través del nombre Mi Bus-.

Catini recibió una Tarjeta Azul para conducir ese vehículo y, tras la publicación de En estos días, explicó que estaba “comprando” la camioneta, lo cual confirmó el vínculo entre el funcionario y los empresarios a los que debía controlar en función de su cargo en el área de Transporte.

En tanto, el subsecretario de Desarrollo Social, Juan Pablo Ferrari, abrió una empresa de seguridad y le facturó -a través de su pareja- al propio Municipio que integra, por servicios en fiestas organizadas por la comuna.

Estos y otros casos llegaron al Tribunal de Contralor, pero la mayoría oficialista en ese organismo desestimó una tras otra, y a pesar de las pruebas, todas las denuncias.