# DE LOS DOS LADOS DEL MOSTRADOR

Juntos Somos Bariloche evitó que se investigue la contratación de empresa fantasma

Los concejales oficialistas siguen cajoneando el expediente por la contratación directa de servicios a una firma inexistente, armada por un funcionario de Gennuso para facturarle al Municipio. Chiocconi advirtió que los ediles actúan “como si fueran un cómplice más” y definió la situación como “escandalosa”.

14/08/2019
Bariloche

Julia Fernández

Hace ya más de un año, una investigación periodística de En Estos Días reveló que el subsecretario de Desarrollo Humano, Juan Pablo Ferrari, abrió una empresa de Seguridad a nombre de su esposa, y le facturó más de 300 mil pesos al Municipio. Fueron contrataciones directas por eventos realizados incluso antes de la inscripción de la empresa “Aguirre Natalia Alejandra” en AFIP, con facturación fraccionada para evitar el paso de llamar a licitación.

Pese a la abundancia de pruebas documentales irrefutables y del dictamen del inspector sumariante del Tribunal de Contralor que comprobó cada una de las irregularidades, el expediente duerme hace 6 meses sin ningún tipo de avance.

Ver nota relacionadaUn año de impunidad para el caso de la empresa fantasma

La estrategia dilatoria del oficialismo fue, en primer término, pedir el apartamiento de la única integrante del Contralor que representa a la oposición, sólo por difundir en la prensa el dictamen del inspector sumariante.

Julieta Wallace

Luego, la abrumadora mayoría oficialista hizo lo necesario tanto en el órgano de control como en el Concejo: los primeros, aceptaron inmediatamente la remoción de Julieta Wallace del expediente, y los ediles pisaron por más de medio año la resolución de su apelación. Definición que, por normativa, no podría extenderse más de 10 días.

Hasta que esa apelación no esté resuelta, el Tribunal de Contralor decidió suspender cualquier actuación en la causa, por lo que el inicio del juicio de responsabilidad -sugerido por el instructor sumariante- contra el Jefe de Gabinete, Marcos Barberis (quien, en su anterior cargo de secretario de Turismo, contrató el servicio) nunca fue motorizado.

Este miércoles, por reclamo del bloque Frente para la Victoria, la situación de Wallace volvió a tratarse en la comisión Legislativa del Concejo. A dos semanas de las elecciones, Juntos Somos Bariloche eligió continuar con la táctica del retardo: la concejal Julia Fernández anunció que aún, después de 6 meses, el bloque no tiene una posición definida y que, en todo caso, la notificará cuando esté acordada.

“La situación es escandalosa. La norma dice claramente que tienen un máximo de 10 días para definir y el plazo está superado largamente”, cuestionó el presidente del bloque FpV, Ramón Chiocconi, objetando que “hoy el Concejo está urdiendo maniobras para dilatar esto, como si fuera un cómplice más”.

Ramón Chiocconi

Mientras se congela el expediente por cuestiones político administrativas, Chiocconi recordó “la cuestión de fondo, que es muy sencilla: “Gennuso, a través de Marcos Barberis, contrató a funcionarios de su propio gobierno, a una empresa que aún no estaba conformada. Es decir, ilegal, irregular, trucha. Y esa empresa, después de prestar los servicios al Municipio, se conforma a medias y divide las facturas porque excedía los límites de la contratación directa”.

Finalmente, el concejal responsabilizó a los funcionarios municipales por las irregularidades en el manejo de los fondos públicos. “Estamos esperando hace más de un año que den explicaciones. El que confía en su inocencia, quiere sacarse esto de encima rápidamente, que se investigue y se termine. Pero lo único que hacen es poner palos en la rueda para evitarlo”, enfatizó.