# ENTREVISTA A DINA MIGANI

La Secretaria de Medio Ambiente de las petroleras

La secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro, Dina Migani, se enojó en plena entrevista, al ser consultada por Quinpe, la empresa familiar de químicos que brinda servicios a la industria hidrocarburífera en Vaca Muerta. Antes y después, la funcionaria denunciada dio varias respuestas que también debieran ser noticia. Una nota de Maxi Goldschmidt para Revista Cítrica.

29/08/2019
Río Negro

Dina Migani, secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro

 

Militante de Juntos Somos Río Negro, la ex concejal de Fernández Oro, Dina Migani, pasó a formar parte del gabinete de Weretilneck en septiembre de 2014, y desde entonces no cesó de recibir cuestionamientos.

Ese año, la legisladora y ex defensora del Pueblo Ana Piccinini, y la senadora nacional Magdalena Odarda la denunciaron por incompatibilidad de funciones al frente de la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia, a la vez que propietaria de la empresa Quinpe s.r.l., firma proveedora de servicios e insumos para petroleras.

Un caso evidente de confusión entre lo público y lo privado -o del “zorro cuidando al rebaño”- que en términos formales podría configurar una violación a la Ley 3550 de Ética de la Función Pública.

Por toda respuesta, el nombre de Migani fue quitado de la página web de la empresa.

En marzo de este año, la senadora rionegrina exhibió como prueba fotografías que muestran camionetas de la secretaría provincial en el predio de la empresa de Migani en Fernández Oro.

Odarda pidió el apartamiento de Migani y que se investiguen los hechos denunciados.

La siguiente es una entrevista realizada a la funcionaria provincial por Maxi Goldschmidt para  Revista Cítrica.

***

 

–¡Hagan periodismo de investigación! ¡Son unos chantas! ¡Me engañaron, váyanse de mi casa!

Iban treinta y cuatro minutos de charla amena cuando la ingeniera química Dina Migani, secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro, dio por terminada la entrevista de manera abrupta. Apenas escuchó esa palabra, cambió el semblante: Quinpe.  

–Corten acá… Me parece que ustedes no son periodistas. Son unos chantas. Me engañaron. 

En el living de paredes rojas y blancas de su departamento, unos minutos después, aún muy enojada, decidió retomar la entrevista de modo desafiante:

–Yo te voy a contestar, ¿qué querés saber de Quinpe?

***

 

Ex concejal de la localidad de Fernández Oro, Migani figuraba como dueña de “la empresa de servicio de logística, depósitos para el almacenaje de productos líquidos, corrosivos, inflamables, pruebas hidráulicas de plantas de gas, gasoductos y dosificación en pozos petroleros y gasíferos”, según la página web de Quinpe.

 

“Me mandaban a lavar los camiones que venían de las petroleras, y todo ese líquido con químicos se juntaba en un tanquecito. Cuando se llenaba, había que tirarlo en un desagüe que desemboca en el Río Negro".

 

Desde el 1 de septiembre de 2014 Dina Migani es funcionaria: dirige la secretaría encargada de, entre otras cosas y según sus palabras, “control y fiscalización de toda el área hidrocarburífera de Río Negro”. 

***

¿Qué tipo de extracción es mayoritaria hoy en Río Negro, convencional o no convencional?
En este momento en Allen es muy importante.

¿Pero cuál más?
Es muy importante también la zona de Catriel, donde hay una gran proyección que tiene que ver con producción convencional.

¿De cuántos pozos de gas y petróleo estamos hablando hoy en la provincia de Río Negro?
No tengo presente la cantidad de pozos. Pero la actividad más importante en este momento es en Allen, con yacimientos de gas fundamentalmente. Se proyectan para este año unos 90 pozos en esa zona. 

¿Solo en Allén se harán 90 pozos más? 
Sí.

Las cifras oficiales no dicen lo mismo que Migani: 93 nuevos pozos, pero en un plazo que se extiende hasta 2021. 

A lo largo de la entrevista, se repetirán las respuestas evasivas o imprecisas. 

***

 

Foto aérea de la empresa Quinpe, en la localidad de Fernández Oro (Martín Alvarez Mullaly)

 

“Con mi marido creamos Quinpe. Somos una empresa que venimos de abajo, y hemos generado trabajo en Fernández Oro”, dijo enojada, Dina Migani, cuando retomó el diálogo.

“¿Toman mate?”, nos había preguntado su marido, Félix Eduardo Aún, ni bien llegamos a su casa, un moderno departamento de dos plantas en el centro de Cipolletti. Como dijimos que sí, dejó el sillón donde estaba mirando televisión -un partido de una liga europea- y se fue para la cocina. Nos cebó dos termos. 

A medida que la entrevista avanzaba, se lo notaba más expectante de las preguntas. Se tocaba constantemente una cadenita de oro que le colgaba del cuello. En un momento hizo un llamado y se fue a hablar a la cocina. También se indignó cuando escuchó la palabra Quinpe.

–No es así, muchachos. 

Apenas unas horas después de la primera denuncia por incompatibilidad de funciones contra Migani, la web de Quinpe fue rediseñada: Migani dejó de figurar como dueña. En cambio, seguían a cargo de la empresa su marido (Gerente General), su hijo Fernando Aún (Gerente Técnico) y su hija María Antonina Aún (Gerenta Comercial).

 

“Es imposible lograr buenos resultados luchando contra las petroleras. Presenté decenas de denuncias como esta, pero las petroleras tienen los jueces a su favor".

 

“¿Cuál es la incompatibilidad de funciones?”, arremete nuevamente Migani: “Te lo explico. Sería incompatibilidad si la empresa le vendiera a la provincia productos químicos. Pero Quinpe no trabaja con la provincia. Y la Secretaría de Ambiente controla a Quinpe como a cualquier otra empresa. Es más, yo no la controlo, no soy la encargada de eso”.

Tras esta entrevista, la web se “cayó”. Al poner www.quinpe.com sólo aparecía un cartelito: En mantenimiento. Hace unos días, volvió a estar online.

***

 

“Los clientes de la empresa Quinpe SRL son, entre otros, Petrobras, YPF, Entre Lomas, Halliburton, TGS y en la página web decía que brindan un servicio acorde con las necesidades de sus clientes”. La legisladora y ex defensora del Pueblo Ana Piccinini, quien en 2014 presentó la denuncia contra Migani por incompatibilidad de funciones, se preguntaba entonces: “¿Cuando tenga que resolver una cuestión, lo hará en base a las necesidades de las petroleras, que son sus clientes, que le pagan por su actividad y asesoramiento, o de acuerdo a los principios fundamentales que cuidan y protegen el medio ambiente?”.

Hoy no sólo sabe esa respuesta: “Es imposible lograr buenos resultados luchando contra las petroleras. Presenté decenas de denuncias como esta, que empezó con mucho brío, con allanamientos a un local y a la empresa, pero después todo quedó en la nada, como siempre. Las petroleras tienen los jueces a su favor. Y así se ve cómo un juez o fiscal pasa de la noche a la mañana a ser camarista. En la medida que la gente lo vea con naturalidad, ellos van a seguir saqueando. Para saquear necesitan aliados, y para eso necesitan las instituciones. Y ahí aparece la plata. No hay un Estado presente que regule, que controle”. 

***

Dina Migani.

Flores bordadas en su camisa blanca, en el mantel de la mesa a la que está sentada y en uno de los sillones del living. A Dina Migani le gustan las flores. Le gusta decorar su casa y pasar tiempo con su familia. Le gusta su trabajo. Le gustan las perlas de sus aros y el collar que luce para la entrevista. Le gusta que le hagan entrevistas. Siempre y cuando no vengan con preguntas de “esos ambientalistas baratos que no saben lo que es dar un trabajo, no saben lo que es pagar un impuesto”.

¿Cuáles son los riesgos ambientales más peligrosos de la extracción no convencional de hidrocarburos que se practica en la región?
La actividad hidrocarburífera está regulada por leyes. Y las empresas tienen que cumplir con la legislación. Esa es la tarea de la Secretaría de Ambiente. Y frente a un incidente, las empresas tienen la obligación de declararlos a través de un sistema online donde está la Secretaría de Hidrocarburos, la Secretaría de Ambiente y la misma empresa, en donde en forma inmediata nosotros nos enteramos de ese incidente.

Si hay un derrame, una explosión o cualquier problema, ¿es la propia empresa la que tiene que informar? 
Sí. 

¿Hubo casos que no informaron?
Sí, hubo casos, muy pocos, en que los inspectores se hacen presentes en el área, se descubre que hubo un incidente y que no ha sido informado.

***

 

Además de haber sido denunciada por vecinos y legisladoras, Migani recibio cuestionamientos de la Defensoría del Pueblo, Greenpeace, FARN y Observatorio Petrolero Sur, entre otras organizaciones.

 

“Ustedes me engañaron, porque ustedes me hacen otras preguntas. Mostrame a ver si sos periodista, muestrenmé”, dice Dina Migani, secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo de Río Negro. 

Le mostramos nuestras credenciales. 

“Son unos chantas. Me engañaron. Y quiero saber sus nombres, porque cuidado, eh”. 

Le deletreamos nuestros nombres y apellidos, que figuran en las credenciales que acaba de leer. Los anota en un papel. 

***


Juan Sepúlveda trabajó tres años en la planta de Quinpe, en la ciudad rionegrina de Fernández Oro. Lo despidieron en noviembre de 2017. Los primeros días, como toda persona que llega hasta la puerta de la empresa, sentía ese olor fortísimo. Después se acostumbró y no lo percibió más. 

“Es por los diferentes ácidos, soda cáustica y otros preparados para las petroleras que son muy contaminantes. Cada 15 días, los camiones llevaban bolsas que contenían todo eso y lo prendían fuego en el basural de Fernández Oro. Quedan los manchones en el piso como prueba. Eso no se va fácil”, explica Sepúlveda, quien cumplía funciones de mantenimiento, jardinería y “aunque en realidad no me correspondía, también me pedían que hiciera preparados químicos”. 

 

"Todos en la empresa sabían lo que estaba pasando. Hay varias cámaras y eran comunes los derrames".

 

“Cada dos o tres días me mandaban a lavar los camiones que venían de las petroleras, y todo ese líquido con químicos se juntaba en un tanquecito. Cuando se llenaba, había que tirarlo en un desagüe que desemboca en el río Negro. Pero cuando venía una inspección, sacaban todas las mangueras y me hacían lavar el tanque y ponerle agua limpia”, describe Sepúlveda, quien tomó fotos y tiene videos que demuestran “la contaminación terrible de la empresa”, cuyos actuales dueños son los hijos de la secretaria de Medio Ambiente de la provincia. 

“Todos en la empresa sabían lo que estaba pasando. Hay varias cámaras y eran comunes los derrames. A veces se rompían los huevos -la parte trasera de los camiones-, que llevan hasta 30.000 litros de preparados químicos para las petroleras. Y eso se limpiaba con arena, se raspaba un poco y se echaban piedras encima como si no hubiera pasado nada”.

***


Colgado en una de las paredes del luminoso living comedor, una colección de cucharas enmarcadas llama la atención. También una sillita alta para que coma un bebé. Todo está relacionado con su familia. Al igual que esa mochila gris que parece sentada en la cabecera. Tiene bordada una Q en blanco y el resto de las letras en azul: todavía faltan un par de preguntas para que ese nombre se pronuncie, y la titular de la Secretaría de Medio Ambiente de Río Negro estalle.
 
Usted tiene la oficina de la Secretaría en Fernández Oro, justamente un municipio que se opone a la explotación de hidrocarburos. Incluso hay una ordenanza del Concejo Deliberante para que no se realice esa actividad. ¿Cómo ve esta situación? ¿Por qué cree que la población está en contra?
Hay ciudades que se niegan; por ejemplo en Cinco Saltos, el Concejo Deliberante en su momento se declaró municipio antifracking. El tema es que no tiene que ver con una decisión del Concejo Deliberante, sino que es una política nacional y por eso la justicia declaró inconstitucional estas medidas. No es el municipio el que tiene que decidir.

Nos explicaron en este y otros municipios que el rechazo tiene que ver con riesgos ambientales y sobre todo para la salud de la población. 
En cuanto al tema de la salud...ehh... Nosotros como Secretaría de Ambiente tenemos que cuidar el ambiente y controlar que la actividad hidrocarburífera cumpla con la legislación vigente... Y en ese sentido, no hay actividad más contaminante y más peligrosa para la salud que la actividad humana. Los seres humanos naturalizamos los basurales a cielo abierto. Seguramente muchos ambientalistas que se quejan por la actividad hidrocarburífera, tiran basura en cualquier basural a cielo abierto.

 

"Mis hijos son los dueños de Quinpe, que tienen una venta de productos químicos y está controlada por la Secretaría de Ambiente como cualquier otra empresa".

 

La salud de las personas, por más que haya un área específica, también es parte del ambiente. Y queríamos preguntarle cuáles son los riesgos más grandes de la producción hidrocarburífera.

Los riesgos mayores son, por ejemplo, un derrame. Un derrame importante producido por alguna falla, en algún momento, en un equipo, en un oleoducto, un ducto. 

¿Qué puede generar un derrame y cómo se procede cuando eso ocurre?
Frente a un incidente la empresa tiene su plan de contingencia que tiene que actuar de forma inmediata, donde se recupera el hidrocarburo del agua de producción, se controlan a través de equipos. La empresa tiene que cumplir mediciones de los freatímetros, ver de qué manera están afectadas las capas freáticas y los cursos de agua. Por otro lado, se toman muestras del suelo, para ver qué grados de afectación tiene. Es la empresa la que tiene que hacer esto. 

¿Hubo gente afectada por derrames u otras cuestiones?
Que yo tenga entendido, no tengo noticias de personas afectadas en la salud por esta actividad. Siempre existe el temor de los vecinos, un temor natural ante una actividad de la que no se conoce exactamente cuáles son los efectos que produce. Pero desde la Secretaría de Ambiente esta actividad está controlada en todos los pasos. Que hay riesgos, existen. Que ocurren incidentes, ocurren, como en cualquier otra actividad.

***

–Yo te voy a decir una cosa. Yo no tengo hoy nada que ver con Quinpe, y si tienen algo que pedirme, denuncien y averiguen. Yo no tengo nada que ver. Yo soy una funcionaria, que trabajo haciendo cumplir la ley. Mis hijos son los dueños de Quinpe, que tienen una venta de productos químicos y está controlada por la Secretaría de Ambiente como cualquier otra empresa. Y no quiero hablar de Quinpe.

***

“La funcionaria Dina Migani debió haber renunciado hace mucho tiempo al ser de público y notorio conocimiento el hecho de que hay una incompatibilidad respecto a la empresa que vende materiales para el fracking en el Alto Valle. Y una funcionaria pública debe estar absolutamente exenta de intereses que después ella misma debe decidir. Es un caso lamentable que se mezclen los intereses privados con los intereses del Estado, más aún en temas que afectan al medio ambiente y sobre todo al uso y el consumo del agua”, dice la senadora Magdalena Odarda, del partido Río, quien volvió a denunciar a Migani, luego de que aparecieran fotografías de una camioneta de la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia estacionada dentro del predio de la empresa Quinpe.

 

Camioneta de la Secretaría de Medio Ambiente de Río Negro dentro del predio de la empresa Quinpe

 

En 2015, tras acusar en la Justicia el incumplimiento de funcionario público y la violación a ley provincial de Ética, Odarda le había presentado al propio gobernador Alberto Weretilneck un escrito acerca del vínculo entre Migani y la empresa familiar Quinpe. 

Además de varios pedidos de informe y hasta exigencias desde la Defensoría del Pueblo de Río Negro y de Nación para que se realicen Audiencias Públicas y se garantice el acceso a la información pública ambiental, Migani también fue cuestionada por diferentes organizaciones, como Greenpeace, FARN y Observatorio Petrolero Sur, debido a que la planta de tratamiento de residuos peligrosos de Catriel fue habilitada sin el consentimiento de la población y sin cumplir el debido proceso de Audiencia Pública.

También hay denuncias - vecinos de Allen, por ejemplo- respecto a diferentes derrames, irregularidades varias y riesgos que presentan locaciones y pozos de la industria hidrocarburífera en la provincia.


***

–Mirá, te voy a mostrar. Quiero que veas.

Dina Migani saca su teléfono y se mete en Facebook. Busca una publicación en el perfil de un reconocido asambleísta, en la que se ve la polémica imagen que circuló por redes sociales y en algunos medios de comunicación. 

–¿Sabés por qué está esa camioneta ahí? Nosotros en la Secretaría de Ambiente tenemos tres camionetas que las cuidamos como oro, que no sabemos dónde guardarlas porque si las dejo en la puerta de la Secretaría, mañana las encuentro sobre tacos. ¿Entonces qué pasó? La guardábamos en la Policía. Y en la Policía nos acuchillaron las cubiertas, nos rayaron los vehículos. Hablé con el municipio y les dije: necesito guardar los vehículos, no tengo lugar. Tres vehículos que me costó un huevo conseguir. Finalmente los guardo en Quinpe, me prestan un lugar. Y ahora dicen que la Secretaría de Ambiente, con YPF y con Quinpe y no sé qué cosas más. Mis hijos están re calientes, porque dicen te estamos dando una mano y vos nos estás arruinando.

***

 

–No es así, muchachos. Ella te lo dijo muy claro. El que más contamina sos vos en tu casa -dice Eduardo Aún, esposo de Dina Migani y uno de los dueños de Quinpe. 

– ¿Yo?

–¿Vos clasificás la basura en tu casa? En mi casa se clasifica la basura, se separa. O sea, vos sos el contaminante. En mi casa no, en mi casa se separa la basura. Vos sos el contaminante, vos sos el contaminante.