# ELECCIONES 2019

Todas las principales fuerzas perdieron votos

Gustavo Gennuso logró su reelección con una contundente victoria, pero su caudal de votos cayó un 37 por ciento en relación al 2015. También perdieron sufragios las propuestas peronista y macrista. El Frente de Izquierda, única fuerza con marcado crecimiento, quedó a las puertas del Concejo. El voto en blanco, la tercera opción más elegida.

02/09/2019
Bariloche

Gustavo Gennuso

El recuento de boletas de los comicios del domingo dejó configurado el nuevo mapa político de la ciudad, ratificando a Gennuso en el sillón del Centro Cívico, con una distribución de bancas que no le otorga mayoría propia en el Concejo. También, señales preocupantes para las fuerzas principales, por el crecimiento del voto en blanco, la reducción en la participación del electorado y la pérdida del caudal propio.

El primer indicio muestra que de los 100.755 ciudadanos habilitados para votar, concurrieron a las urnas 67.731 (el 67,2% del padrón). En las elecciones de 2013 y 2015, la participación rondó el 73 por ciento.

El desencanto hacia las propuestas se reflejó con el exponencial crecimiento del voto en blanco en relación a la última elección: fue la tercera opción electoral elegida, con el 9,28% de los votos, pasando de 3.881 sufragios en 2015 a 6.288 este domingo. El aumento fue del 62%.

El partido ganador, Juntos Somos Río Negro, registró una importante pérdida en el acompañamiento del electorado. Gennuso logró su primer mandato con el 47,03% de los votos y la reelección con el 32,9%. Si bien este año la oferta electoral era mayor (los comicios pasados fueron 6 candidatos y en esta oportunidad 10), en términos reales la boleta verde cosechó un 37,2% menos: 30.637 en 2015 y 22.331 este domingo. Es decir, que 8.306 ciudadanos que lo acompañaron para su primer mandato, eligieron otra opción en esta elección.

Daniel Natapof

El resultado demuestra que esos ciudadanos no volcaron su decisión a favor del Frente de Todos. Por el contrario, la fuerza que impulsó a Daniel Natapof también perdió acompañamiento en relación a la elección anterior, en la que María Eugenia Martini obtuvo el 23,77% (15.486 votos). Cuatro años más tarde, la fuerza perdió 3.472 apoyos, bajando al 17,74%. El mayor respaldo a la lista de concejales le permitirá conservar las tres bancas en el Deliberante, pero estuvo lejos de pugnar por la intendencia.

Santiago Palmeyro

Tampoco el PRO pudo, siquiera, sostener el caudal de votos de la elección pasada. Perdió 475 votos desde la última elección, y fue relegado al cuarto peldaño, en manos del naciente “Podemos Bariloche”, que sorprendió como tercera fuerza. Cambiemos (Juntos por el Cambio), cayó del 7,67 al 6,68%, pero logró mantener su monobloque en el Concejo.

La otra propuesta que participó en 2015 y perdió votos fue Compromiso Cívico, manteniéndose en un 2% que lo deja fuera de la discusión en la distribución de cargos. Mientras que el Frente de Izquierda de los Trabajadores, fue la única fuerza que registró crecimiento en relación a los últimos comicios: pasó de 1.885 votos (2,89%) a 3.054 (4,51%), aumentando un 61,7% su caudal electoral. Por una diferencia mínima, no logró su banca en el Concejo, aunque se definirá en el escrutinio definitivo.

Pablo Chamatrópulos

El voto en blanco, el FIT y las nuevas alternativas electorales fueron los destinatarios de los votos que perdieron las principales fuerzas. Podemos Bariloche, con Pablo Chamatrópulos como referente, se impuso como tercera fuerza, ingresando como concejal en su primera elección, rompiendo la barrera de los 5 mil votos. También en su primera incursión, el Partido Unión y Libertad (PUL) consiguió una banca, cosechando para la intendencia el respaldo de 3.883 ciudadanos.