# ECONOMÍA

Macri lo hizo: 2,7 millones de argentinos cayeron de la clase media a la pobreza

Así lo estimó un estudio publicado esta semana por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas que coordina el economista Claudio Lozano. La medición mostró además que solo 200.000 personas percibieron un aumento en sus ingresos, mientras que el resto cayó a la pobreza o la indigencia.

04/09/2019
Nacional

 

“La observación de esta estratificación, en base a la información que el INDEC provee para el primer trimestre del 2019, indica que, más allá de rasgos culturales construidos a lo largo de la historia, desde la perspectiva de los ingresos la Argentina clasemediera no domina ya el paisaje social de nuestro país”, definió Claudio Lozano, economista y referente nacional de Unidad Popular.

“La Argentina de la amplia clase media que persiste en el imaginario social”, sostuvo, “forma parte del pasado, un pasado muy remoto”.

La conclusión es parte del análisis que el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas realizó sobre la estratificación social del país y la incidencia de las políticas económicas aplicadas por el gobierno de Mauricio Macri a lo largo de estos tres años y medio.

Según el registro, los sectores medios pasaron de representar el 43,5% de la población a significar el 37,4%. Lo cual, traducido a personas, significa que 2,7 millones dejaron de pertenecer a ese estrato para caer en la pobreza.

De ese total, el 71,6% (más de 1.900.000 personas) pasa a engrosar el estrato de pobres no indigentes, el 17,8% (más de 490.000 personas) pasan del estrato medio a la indigencia, el 3,7% (más de 86.000 habitantes) se suma a la población vulnerable y el 0,2% (5.600 personas) se sumaron a la población con fragilidad de ingresos.

 

Comparación de la estratificación social, en tasas y cantidad de personas. 1ºTrim. 2015 vs 1ºTrim. 2019 - Total Nacional

 

Bajo el título “Argentina después de Macri. Aproximación a la Estructura Social de la Argentina actual”, elaborado por Ana Rameri y el propio Claudio Lozano, el estudio incorpora la comparación con la estratificación que existía en el primer trimestre de 2015 de donde surgen resultados que explican en gran medida la derrota de la alianza (ex Cambiemos) Juntos por el Cambio en las PASO; esto es, no sólo el aumento de la indigencia (más de 600.000 personas) y de la pobreza (más de 2,3 millones) sino también el aporte significativo que a dichos incrementos hace el derrumbe de los estratos medios de la población, que mayoritariamente habita en las grandes ciudades.

“En definitiva”, evalúan los técnicos, “volvemos a estar en presencia de un nuevo proceso de empobrecimiento de la clase media, como sucedió durante los aciagos decenios de los `80 y los ´90. Se relanza así otro ciclo de generación de ‘nuevo pobres’ no sólo por efecto de una reproducción intergeneracional como fenómeno estructural, sino también como resultado de la implementación de regímenes económicos que promueven el empobrecimiento general y la polarización social”.

“En concreto, luego de la recuperación que este segmento experimentó durante el período de recuperación económica desde el 2003 (aunque signado por un fuerte proceso de fragmentación del mismo y con posteriores limitaciones para la movilidad social), un nuevo modelo económico de agudización de las condiciones de apertura comercial y financiera, desregulación y desindustrialización irrumpe para achatar otra vez la pirámide de estratificación social”, destacan los autores.

De acuerdo al estudio, además, “la información disponible permite concluir que el 57,4% de la población se encuentra en situación de vulnerabilidad social que va, desde la fragilidad de ingresos hasta la indigencia. Se trata de 25,7 millones de personas que viven en hogares con consumos por debajo de lo socialmente aceptable. De ese total el 60% son pobres y el 40% restante transita entre la vulnerabilidad y la fragilidad de ingresos”.

Solo el 7,4% (unas 200.000 personas) vivieron un proceso de movilidad social ascendente y pasaron a ser parte de los sectores acomodados como resultado del neoliberalismo en la Argentina.

“En suma”, concluyen Rameri y Lozano, “en los cuatro años de la gestión de Macri y el mejor equipo de los últimos cincuenta años, 2.557.580 personas que formaban parte de la clase media de nuestro país vieron derrumbarse sus condiciones de vida”.