# ¿QUIÉN MATÓ A SANTIAGO MALDONADO?

Bullrich y una lectura parcial de la reapertura de la causa por Santiago Maldonado

Para la ministra de Seguridad la decisión de la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia centra el caso en el supuesto abandono de persona. Según Bullrich se trata de una confirmación del relato gubernamental. Durante su paso por Bariloche nada dijo de la persecución y los disparos efectuados por los gendarmes.

09/09/2019
Bariloche

(foto archivo)

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, pasó por Bariloche y aprovechó para insistir en la teoría del ahogamiento descontextualizado de Santiago Maldonado. Evaluó que la reapertura de la causa dispuesta por la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia confirma el relato del Gobierno y apuntó tangencialmente sobre los propios integrantes de la comunidad de la pu lof en Resistencia Cushamen por el supuesto “abandono de persona”.

En un breve diálogo con la prensa -este medio no fue convocado-, la ministra criticó que en relación al caso de Maldonado “se quiso generar una construcción de responsabilidades que no fue tal”. Para Bullrich, la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia “ha confirmado y ha quedado totalmente claro que acá no ha habido desaparición de persona, sino que ha quedado reducido a la discusión sobre el abandono de persona”

“Habrá una reconstrucción y nosotros que hemos trabajado mucho el caso, sabemos que quienes estuvieron más cerca en ese momento e inclusive lo testimonian, fueron las mismas personas que participaban del corte de ruta”, dijo, apuntando a la comunidad mapuche.

En ese sentido, desconoció que en el expediente también está acreditada la persecución por parte de tres gendarmes -entre ellos Emmanuel Echazú- hasta la costa del río Chubut, y la denuncia sobre la realización de disparos con munición 9 milímetros.

“Lo importante para el Estado argentino, para la Gendarmería Nacional como institución a la que hay que respetar y cuidar, y para todos los argentinos, es saber que la desaparición forzada es una figura del pasado y que no se puede jugar con esas figuras en un presente donde las instituciones son de la democracia, son instituciones que cuidan a la gente y no que atacan a la gente”, resumió Bullrich

La ministra se quejó que “por un tema técnico”, se revocó el sobreseimiento del gendarme: “Se revoca un sobreseimiento sobre un procesamiento que no existe. Echazú nunca fue procesado”, dijo, y repasó que a Echazú “lo presentó la Gendarmería Nacional para poder tener acceso a la causa, con lo cual hay un sobreseimiento de un proceso que no existe”.

“Echazú no está procesado, nunca fue llamado a indagatoria, nunca fue acusado de nada”, planteó.

Bullrich mintió ante la prensa al decir que el Ministerio “no sabía nada” sobre lo que estaba pasando en la zona del noroeste de Chubut, ya que su mano derecha en la cartera de Seguridad, Pablo Nocetti, estaba en la zona desde, por lo menos, un día antes, y visitó la ruta 40 a la altura de la comunidad mapuche un día antes de la intervención de Gendarmería que derivó en la desaparición de Santiago Maldonado.

En su breve contacto con la prensa, Bullrich deslizó la posible intención “electoral” de la resolución de la Cámara. “Nosotros no queremos vincular para nada estos momentos con las elecciones”, señaló, pero enumeró los hechos y fallos judiciales en fechas cercanas a los comicios: “Esto -por la represión de Gendarmería y la desaparición de Santiago- sucedió el primero de agosto, faltaban pocos días para las PASO. Luego, el 17 de octubre”, día de la aparición del cuerpo, “faltaban pocos días para la elección de 2017, (…) y ahora sucede esto acá. Nosotros creemos que son los tiempos de la Justicia. Siempre hemos dicho que la Justicia tenía que resolver algo que para nosotros era claro, pero que tenía que resolverlo”.

Finalmente, la ministra insistió en que el Gobierno había logrado la “desactivación” de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), organización a la que le adjudicó “casi 90 atentados”. A pesar de ese relato no existe hasta el momento ningún fallo judicial que ratifique los dichos de Bullrich ni que dé por cierta la existencia de dicha organización.