“Lo de la CEB es un saqueo”

El escribano Leandro Costa Brutten pidió formalmente la intervención de veedores del INAES para que la Cooperativa cese en el cobro de “cargos encubiertos”. Denunció que esos montos que significan el 45% de lo facturado por consumo eléctrico, “están siendo derivados a sociedades anónimas controladas por la CEB”. Pidió además que se reintegre ese dinero a los usuarios.

09/09/2019
Bariloche

 

Costa Brutten encabeza, desde hace meses, una campaña de recolección de firmas para que la Cooperativa de Electricidad Bariloche se abstenga de incluir en su facturación ítems ajenos al consumo eléctrico puro y que implican, según reconocen desde la propia empresa, un 45% del total de la factura que sus asociados abonan cada mes.

Las firmas acompañan una presentación ante el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), en la que se argumentó que mediante Resolución 3442 de 2018, el mismo organismo prohibió a las cooperativas del rubro en el país incluir en sus facturaciones cargos ajenos al consumo eléctrico.

Estos cargos denominados “Fideicomiso infraestructura CEB” y “Aporte Beneficio 0 CEB”, son herramientas discrecionales que la Cooperativa de Electricidad Bariloche utiliza para compensar sus desajustes financieros, y forman parte del llamado “talón B” de la factura, que no puede desglosarse ni pagarse por separado.

Nota relacionada: Talón B: El déficit que pagan los usuarios

“Lo que estamos haciendo como usuarios” explicó Costa Brutten, “es pedirles a la Cooperativa de Electricidad, a la Dirección de Cooperativas y Mutuales y al EPRE (Ente Provincial Regulador de la Electricidad) que retiren los cargos encubiertos que están cobrando como el aporte fideicomiso y el aporte beneficio 0, que son cargos inventados que no tienen sustento legal ni pueden estar incluidos en la factura, y que reintegren el dinero a los usuarios. También pedimos al INAES que manden veedores contables y legales para constatar que ese dinero que cobra la CEB va a las cinco empresas que funcionan como sociedades anónimas que la cooperativa controla. Esto sería causal de intervención”.

Costa Brutten consideró además que la CEB presta un servicio público desde una posición monopólica, y que está “blindada” por los organismos provinciales de control como lo son Defensa del Consumidor, la Dirección de Cooperativas y el propio EPRE, ante cualquier reclamo.

“Desde el EPRE ni siquiera contestan”, señaló Costa Brutten, quien apuntó al presidente del Ente, Néstor Pérez “porque hay un gran conflicto de intereses con esta persona, que es ex empleado de la Cooperativa, designado por el gobernador (Alberto Weretilneck) al frente del organismo que debe controlarla”.

La tasa que el EPRE les cobra a las distribuidoras para financiar su funcionamiento no puede trasladarse a la tarifa, pero la CEB lo imputa en el talón B. El Ente Regulador había advertido en su Resolución número 440/14 que eso configura una práctica prohibida, pero en 2017, tras la llegada de Pérez a la presidencia del organismo provincial, levantó la prohibición.

“No solamente no sanciona (el EPRE) a la CEB cuando hay cortes de luz, sino que además dejó sin efecto la resolución  del mismo EPRE que habíamos obtenido hace varios años, que decía que la situación en la que incurre la CEB al poner cargos ajenos, aprovechándose del servicio público y del monopolio, se llama fraude regulatorio” afirmó Costa Brutten.

 

(Imagen Facebook "Contra los aumentos encubiertos ceb")

 

A su entender, “la CEB saquea a los usuarios, y el EPRE es cómplice, no solo porque omite intervenir, sino que además genera actos que favorecen a quien debería controlar, que en este caso es la CEB”.

Esta semana en una nueva comunicación al INAES, el escribano advirtió al organismo nacional sobre esta situación: “Hemos advertido que la CEB se escuda en el EPRE, y habla de ´componentes´  de la factura, lo cual es falso porque la boleta es una sola, el código de barras permite cobrar una sola cosa, además de que la intimación de corte también es una sola. También hemos advertido que el titular del EPRE, a quien ellos le están dando traslado y pidiéndole opinión, es una persona que cada vez que ha intervenido ha sido para avalar el accionar de la CEB o para dejar sin efecto resoluciones que favorecían a los usuarios”, confirmó.

Costa Brutten pidió también al INAES la intervención de veedores legales y contables para conocer “cuál es la rendición de ese dinero que le cobran a los usuarios (talón B de la factura), porque ellos están remitiendo esas sumas a las empresas que tienen controladas (Saneamiento Urbano, Ingeniería y Servicios Bariloche, Emprendimientos Patagónicos y la empresa de videocable e internet AVC) que son sociedades anónimas, y no hay ninguna manera de justificar que una cooperativa les cobre a sus usuarios y les remita utilidades a esas s.a. Esto es claramente causal de intervención”, afirmó.

Recordó por último que quienes estén interesados pueden adherir con sus firmas al formulario en Vicealmirante O´Connor 665, piso 1°, departamento D, o descargarlo desde las páginas de Facebook “Tarifa Justa” y “Contra los aumentos encubiertos CEB”.