Condenaron a los responsables directos de la desaparición de Juan Herman

En el marco del juicio La Escuelita VI, en Neuquén, fueron condenados Castelli, Zárraga, San Martín, Reinhold y Benavídez. Las penas, sin embargo, fueron menores a las esperadas por la fiscalía y la querella.

11/09/2019
Neuquén

 

Los responsables directos de la desaparición del estudiante barilochense Juan Marcos Herman fueron condenados por la Justicia Federal, en el marco del juicio denominado La Escuelita VI.

Así lo determinó el tribunal, que dio a conocer su fallo en las últimas horas, y que ampliará con los fundamentos el próximo 10 de octubre.

La resolución que podía sugerir un alivio para la familia de Juan y los demás desaparecidos incluidos en este juicio, no permitió festejos. Es que las penas determinadas son bajas, y notablemente inferiores a las pedidas por la fiscalía y la querella.

El juicio se desarrolló desde el pasado mes de junio, e incluyó diez denuncias por secuestros y torturas cometidas en la región patagónica, incluyendo el caso de Juan Herman. Las demás víctimas fueron María Parente -quien se desempeñaba en el área de prensa de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), detenida en julio de 1976-; Enrique Esteban -ex corresponsal de Clarín en Neuquén- y su esposa María Teresa Oliva -trabajaba en prensa de la Legislatura provincial-, ambos secuestrados en julio de 1978. Finalmente, los demás casos son los de Fernando Ubaldini y María del Luján Gómez, Oscar Escobar, Oscar Olivera, Vicente Iantorno, y Ernesto Sifredi.

Las penas por el caso de Juan fueron las siguientes: Oscar Reinhold -jefe de Inteligencia del Comando regional-, 11 años de prisión; Néstor Castelli -Interventor de Río Negro, jefe de Inteligencia militar, y responsable de la Escuela Militar de Instrucción Andina de Bariloche-, también 11 años de prisión; Sergio San Martín -oficial del Destacamento de Inteligencia 182 de Neuquén-, 7 años; Marcelo Zárraga -integrante de Inteligencia del Ejército en Bariloche,Jefe de la Policía provincial durante la Dictadura, jefe en la Escuela militar de Instrucción Andina, y luego del Comando en Neuquén-, 5 años de prisión; y Carlos Benavídez -ex Inteligencia del Ejército-, 3 años de prisión de cumplimiento condicional.

(foto Laura D'Amico)

En tanto, también fueron condenados Jorge Molina Ezcurra a 6 años; Jorge Di Pasquale también a 6 años, y Emilio Sachitella a 4 años.

El Tribunal Oral Federal N° 1 de Neuquén, estuvo integrado por los jueces Orlando Coscia, Alejandro Silva y Alejandro Cabral, quien tuvo a su cargo la redacción del voto rector del fallo que fue dictado por mayoría.

Las penas difieren del pedido realizado por la querella por las familias, que solicitó cadena perpetua para algunos de los involucrados. En tanto, la querella de la Asamblea por los Derechos Humanos (APDH) había reclamado penas de 10 a 20 años de cárcel común para los ocho ex jefes militares e integrantes de inteligencia acusados de cometer delitos de lesa humanidad.

El abogado Bruno Vadala (APDH) expuso en su alegato que el Tribunal debía tener en cuenta que estos delitos se cometieron "en el marco de un genocidio o con prácticas genocidas".