# JUICIO POR EL FEMICIDIO DE SILVIA VÁZQUEZ COLQUE

No hay rastros que indiquen que Silvia se marchó de la ciudad

Durante la segunda audiencia del juicio por el femicidio de Silvia Vázquez Colque se escucharon los testimonio de los agentes públicos que llevaron adelante la investigación por el paradero de la mujer, más de un mes después de que desapareciera.

03/10/2019
Viedma

 

La Comisario Maricarmen Carrizo describió los rastrillajes, allanamientos y búsquedas que realizaron siguiendo los protocolos de actuación con los que cuenta la policía de Río Negro.

Confirmó que al momento de allanar la vivienda que compartía la familia, no se encontraron documentos de Silvia, un punto clave para la acusación y la defensa. Especialmente porque en el testimonio que brindó la madre de la víctima -que se hizo el año pasado como adelanto de prueba- afirmó que al momento de notar la ausencia de su hija revisó sus pertenencias y halló el DNI argentino junto con el Documento Nacional de Bolivia en una mochila.

Aseguró que los datos de Silvia están en un registro nacional de búsqueda de persona, que pertenece al Ministerio de Seguridad de la Nación a través del cual podrían saber si la mujer es vista en otro punto del país.

Además, al conversar con vecinos y allegados, supo de los antecedentes de violencia, las denuncias judiciales y una posible relación extramatrimonial de Silvia. 

Otra de las testigos, una funcionaria del Hospital Artémides Zatti, confirmó que no hay registros de que Silvia se haya atendido en el nosocomio local la mañana del 5 de junio de 2017. Se trata de un dato que resulta relevante, en tanto la primera versión que dio a las autoridades Marcos Thola, el marido e imputado por el femicidio, es que esa mañana su pareja se había levantado para asistir a un turno con el médico. 

Una oficial de policía dio detalles de las averiguaciones que realizaron en las empresas de transporte público, tanto de micros como de taxis sin encontrar un sólo testimonio que ubicara a la mujer marchándose de la ciudad.  

Además, se escuchó el relato en cámara gesell de tres de los cuatro hijos de la pareja. Confirmaron que la madre no volvió a comunicarse en todo este tiempo. Que la noche del 4 de junio Marcos y Silvia salieron juntos y que en la mañana del 5 de junio no la vieron en el hogar familiar.

Por último, la fiscal Paula Rodríguez Frandsen y el abogado querellante, Favio Igoldi solicitaron a último momento la incorporación de una nueva testigo. Se trata de una familiar de Silvia que vive en Bolivia y que ha sido testigo directa de agresiones y amenazas por parte de Marcos hacia Silvia. 

La defensora del acusado, Graciela Carriqueo, se opuso por la extemporalidad del pedido y el tribunal integrado por Marcelo Alvarez, Juan Brussino Kain y Adriçan Dvorzak le dieron la razón.

El jueves se espera el relato de nueve testigos. Entre ellos la hermana y el cuñado de Marcos Thola, a quienes también se les allanó la vivienda y son testigos claves de las últimas horas en que se vio a Silvia con vida.