Bariloche ya tiene su "Ley Micaela" contra la violencia de género

El Deliberante aprobó este jueves el proyecto de la concejal Ana Marks (FPV) y el Consejo de la Mujer para crear un "Programa de Formación Permanente en Perspectiva de Género". Estará dirigido a todo el personal de planta y político del Municipio.

03/10/2019
Bariloche

 

 

En 2017, Micaela García fue víctima de violación y femicidio, a los 21 años, en la localidad entrerriana de Gualeguay. En homenaje a la joven militante del #NiUnaMenos, un año más tarde se sancionó la Ley Micaela, impulsada por la diputada del Frente para la Victoria Analía Rach Quiroga.

La norma, que se promulgó en enero último, establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública, en todos sus niveles y jerarquías.

En el plano local, el Consejo de la Mujer, a través de una de sus integrantes -la concejal Ana Marks- presentó dos proyectos de Ordenanza con el fin de que la definición de políticas públicas esté atravesada por la perspectiva de género: que el sistema estadístico local incluya variables que permitan medir el impacto de las políticas en hombres y mujeres; y replicar en el Municipio la formación permanente del personal.

Nota relacionada: Consejo de la Mujer propuso formación y estadísticas con perspectiva de género

La primera iniciativa, se aprobó en el Concejo en junio, y la versión local de la Ley Micaela consiguió sanción en la sesión de este jueves. Entre sus principales antecedentes, se encuentra la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.

En su artículo 8º, determina que los Estados parte fomentarán “la educación y capacitación del personal en la administración de justicia, policial y demás funcionarios encargados de la aplicación de la ley, así como del personal a cuyo cargo esté la aplicación de las políticas de prevención, sanción y eliminación de la violencia contra la mujer”.

La norma se sancionó en un contexto alarmante de emergencia por la violencia contra las mujeres. Según los últimos datos del Centro de Estudios Patagonia (CEP) en los dos últimos años aumentaron un 24 % los femicidios a nivel nacional. “Esto es producto de una inacción absoluta del gobierno de Mauricio Macri que ha dedicado a las políticas de género un 0,00013 % del presupuesto”, cuestionó Marks.

La concejal añadió que a nivel provincial la situación es similar: “El Programa provincial de erradicación de la violencia sufrió una quita del 50 %. Por eso es fundamental dotar a los municipios de las herramientas necesarias para abordar el tema localmente".

La ordenanza plantea que el municipio, a través de su Dirección de Recursos Humanos en coordinación con el Departamento de Género y Diversidad Sexual, capaciten progresivamente a todos los empleados y empleadas municipales, a la planta política y a los cargos electivos.

El rol del Consejo de la Mujer es central, ya que colaborará tanto en la planificación de los contenidos de las capacitaciones como en el seguimiento de su aplicación que será publicado en un informe anual en la página web del municipio.

"Más allá de la adopción de otras medidas que deben implementarse para la prevención, asistencia y erradicación de la violencia contra las mujeres, urge involucrar a todas las personas que integran los tres poderes del Estado y en sus tres niveles, de modo de lograr prontamente intervenciones más eficientes y al mismo tiempo comenzar a resquebrajar las estructuras patriarcales, que reproducen a través de la impericia o la violencia institucional, la violencia contra las mujeres", finalizó.