Ahora afirman que OPS “prestó” las máquinas al Municipio

El Ejecutivo firmó una Resolución que busca emplolijar la escandalosa contratación directa y justificar ante la Sindicatura Judicial la presencia en la ciudad de una flota sin declarar. Afirmó que la empresa quebrada y denunciada por corrupción “aporta al Municipio, libre de gastos de alquiler” los vehículos. Entre ellos, figura la 4x4 que maneja Gennuso y cuyo uso visibilizó En estos días.

05/10/2019
Bariloche

(Foto gentileza)

La presencia en la ciudad de vehículos de la firma OPS que, pese a no figurar en documentación pública alguna, prestan servicios para el Municipio, se encamina a convertirse en un escándalo institucional y judicial. Uno de esos vehículos es la camioneta Hilux doble cabina, blanca, que está a disposición del Intendente Gustavo Gennuso desde febrero.

Ver nota relacionadaGennuso conduce 4x4 de empresa beneficiada con millonaria contratación directa

Esta información fue ampliada, en agosto, en una inspección que la Sindicatura Judicial a cargo de la quiebra de OPS realizó en las delegaciones y talleres municipales, donde pudo constatar la presencia de 19 vehículos de la empresa cipoleña, cuando el alquiler inicial -sin licitación- se limitaba a 7 máquinas.

El contrato original, al que accedió este medio, se realizó por horas de alquiler de 5 motoniveladoras y 2 retroexcavadoras, totalizando 12 millones de pesos, de los cuales sólo se emitió una Resolución de pago por 3 millones. La Síndico, sin embargo, ahora exige 21 millones de pesos a la comuna, por los rodados que, sin su autorización, se encuentran en Bariloche.

Ver nota relacionadaGennuso mintió: la 4x4 que maneja no figura en el contrato con OP

Las irregularidades son numerosas: la millonaria contratación se realizó obviando la licitación pública correspondiente -una vez más, alegando “necesidad y urgencia”-; llegó a la comuna una flota que prácticamente triplica el compromiso (sin autorización de la intervención judicial); y hasta este viernes no existía documentación que ingresara al patrimonio eventual de la comuna esta maquinaria.

La intervención de la Sindicatura, la posible judicialización del reclamo económico y los ribetes de escándalo mediático que adoptó progresivamente la contratación, impulsaron al Gobierno de Gustavo Gennuso a improvisar al menos dos acciones: contratar a un abogado especialista en quiebras para abocarse específicamente al expediente; y registrar, en algunos casos después de ocho meses, el ingreso de los vehículos al Municipio.

Con ese fin, a través de la Resolución 3686-I-2019, firmada por el Jefe de Gabinete, Marcos Barberis (a cargo del despacho de Intendencia por ausencia de Gennuso), se procedió a blanquear otra contratación directa de 3 camiones por 223 mil pesos de alquiler mensual cada uno, y de una máquina excavadora sobre oruga, por 409 mil pesos.

El siguiente artículo de la Resolución, pretende enmarcar la presencia de la flota extra de OPS en una actitud filantrópica de la empresa: autoriza la recepción y disposición de vehículos y equipamiento “que la firma aporta al Municipio, libre de gastos de alquiler”: dos camionetas (entre ellas, la que conduce Gennuso desde febrero), tres camiones, y una torre de iluminación móvil. La empresa quebrada, según Intendencia, entregó la valiosa flota sólo a cambio de “cubrir los costos de mantenimiento, seguros y demás gastos inherentes a su funcionamiento”.

Aún menor verosimilitud tuvo el intento del Gobierno por defender el irregular vínculo con la empresa. “En el momento de firmar el contrato no se nos había informado” sobre el concurso de acreedores que derivó en la quiebra, afirmó el Jefe de Gabiente, Marcos Barberis, en declaraciones a Radio 6.

Sin embargo, la empresa fue declarada en quiebra en diciembre por el Juzgado 31 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, y el contrato fue firmado ente Gennuso y la representante de OPS, Lorena Tincani, el 25 de febrero. Para ser proveedor del Municipio, además, toda empresa debe presentar frondosa documentación y estados contables antes de ser dados de alta, pasos que, obviamente, OPS no cumplió.