Gennuso y Soyem cerraron las paritarias 2019

El Gobierno oficializó el acuerdo con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales. Contempla un incremento de entre 2.500 y 5.500 pesos al adicional por refrigerio, con mayor impacto en las categorías bajas.

16/10/2019
Bariloche

Asamblea del Soyem (foto archivo)

La extensa discusión paritaria entre el Gobierno Municipal y el SOYEM, atravesada por el complejo proceso inflacionario que impactó fuertemente en la capacidad de compra, habría llegado a su fin, con el incremento acordado en uno de los adicionales que percibe el personal.

La Resolución Nº3819-I-2019 rubricada por el Intendente Gustavo Gennuso este miércoles, “reconoce en favor de los trabajadores municipales para el cierre de las paritarias 2019, un incremento del adicional de refrigerio, que se suman a los 1.750 pesos que se abonan en la actualidad”.

El acuerdo alcanzado prevé una implementación inmediata, a partir de los sueldos de octubre, con una metodología que busca un mayor impacto en las categorías inferiores: Quienes perciban menos de 70 mil pesos, sumarán 5.500 pesos de refrigerio; haberes de hasta 80 mil, 4 mil pesos; y los que superen ese salario, 2.500 pesos. Los trabajadores contratados por horas cátedra –que se desempeñan principalmente en Cultura y Deportes- tendrán un incremento proporcional a las horas efectivamente trabajadas.

Los municipales habían rechazado en septiembre la primera propuesta, calificada por la conducción sindical como “insuficiente, escasa y hasta burlona al compararla con la situación real de nuestros salarios”. El estancamiento de la negociación impulsó al gremio a acudir a la Delegación del Trabajo para exigir una reunión paritaria “como respuesta a la dilación de los tiempos por parte del Ejecutivo”.

Finalmente, la asamblea realizada este viernes en el Gimnasio SOYEM aprobó la última contrapropuesta del Gobierno, convalidando el incremento diferencial –con priorización de los salarios más bajos- del adicional por refrigerio.

El contexto inflacionario obligó este año al SOYEM a establecer acuerdos paritarios de cercano vencimiento, ya que una pauta anual podía volver a impactar negativamente –como ocurrió en 2018- en el salario de los empleados. Esta situación puso en tensión la relación en el Ejecutivo casi en forma permanente, ya que en los últimos 11 meses arribaron a tres convenios, tras largas disputas.

En diciembre de 2018, lograron sumas no remunerativas y su pase al básico en el primer trimestre de 2019, para mitigar la pérdida de poder adquisitivo por la suba de precios. En abril, cerraron un 20 por ciento en tres cuotas, aplicables dentro del primer semestre. Y en agosto, obtuvieron un 5 por ciento escalonado. A esta recomposición salarial, se suma ahora el incremento en refrigerio.