Movilización y protesta frente al consulado de Chile en Bariloche

Mientras en Chile continúan las protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera y la represión desatada por las fuerzas Armadas y de Seguridad tras la declaración del Estado de excepción, en distintas ciudades del mundo hubo este jueves movilizaciones y actos en apoyo al pueblo chileno.

24/10/2019
Bariloche

 

También en Bariloche, la CTA convocó a manifestarse ante las puertas del consulado de Chile donde medio centenar de personas reclamaron al igual que en las calles del país trasandino “Asamblea Constitucional ya” y la renuncia del presidente Piñera.

Organizaciones sociales, sindicatos y partidos políticos participaron de la protesta que comenzó a las 9 frente al edificio consular cuya reja frontal fue cubierta con pancartas por los manifestantes, que permanecieron en lugar durante varias horas.

“Exigimos el cese de la represión y que termine este estado de emergencia que ha decretado el presidente (Piñera)”, señaló Edgar Actis, secretario General de ATE Bariloche.

“La emergencia en realidad la está sufriendo la mayoría del pueblo chileno con una política de ajuste que lleva padeciendo ya treinta años, y que hoy se ha rebelado frente a esta desigualdad que se vive”, dijo el dirigente, “este es un modelo que también se le ha intentado vender al pueblo argentino como el ejemplo a seguir. Pero una vez más se demuestra que cuando el ajuste se profundiza el pueblo reacciona, y esto es lo que está pasando hoy en Chile”, analizó Actis.

 

 

A mediodía también un grupo de autoconvocados - entre los que hubo representantes mapuches- marchó desde la esquina de Moreno y Onelli para unirse a quienes permanecían concentrados en la calle España al 200 ante el consulado.

“Chile resiste y lucha”, “Se ve que matar no es pecado cuando el asesino es el Estado”, Fuera Piñera” y “No al toque de queda”, decían algunos de los carteles que portaban los manifestantes.

Bariloche es una de las ciudades de la región con mayor número de residentes chilenos, que hoy siguen con preocupación a través de la prensa los acontecimientos en su país, donde aún viven muchos de sus familiares.

Así lo expresó Catherine Paz Betancourt ante un grupo de periodistas: “se dice que hay 20 muertos y 121 desaparecidos. Se han llevado a cabo vejaciones. Hay toque de queda todos los días, de Arica a Punta Arenas. Yo les agradezco la solidaridad, porque cuando se ve por la televisión desde allá, se siente el acompañamiento. Yo siento mucho no estar en el lugar”.

“Cuando escucho decir acá ´mira qué naves´ (automóviles), ´qué bien que está Chile´, yo digo: ¿saben por cuántas generaciones se han endeudado los chilenos para poder sostener ese nivel de vida?”, preguntó Betancourt. “Los salarios mínimos son de menos de 300 mil pesos (unos 24.600 pesos argentinos), y las medidas que anunció el gobierno son vergonzosas. Por eso pedimos Asamblea Constituyente ya, fuera Piñera de Chile”.

 

 

A media tarde de este jueves, el Instituto Nacional de DDHH  de Chile consignaba 18 muertos; 2.686 detenidos (300 de los cuales son menores); 584 heridos (245 de ellos por armas de fuego) durante las manifestaciones en distintos puntos del país y las violaciones al toque de queda, el primero desde el fin de la dictadura. Las organizaciones civiles reclaman por el paradero de más de un centenar de personas. Hasta el momento, el Estado reconoce 59 causas abiertas por torturas y vejaciones por parte de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, aunque esos números podrían ser aún mayores.