Masivo rechazo obligó al Gobierno a dar marcha atrás con el proyecto de Tierras

El Ejecutivo no lo incluyó en el temario de la última sesión de la Legislatura. Ya en 2016 Weretilneck intentó su aprobación, pero la movilización de pueblos originarios y organizaciones sociales impidió su tratamiento.

14/11/2019
Río Negro

 

Por segunda vez la administración de Alberto Weretilneck se vio obligada a dar marcha atrás con el impulso al proyecto que modificaba el estatus de las denominadas “tierras fiscales” de la Provincia.

Y fue una vez más la movilización y el rechazo de algunas de las organizaciones que nuclean a los pueblos originarios y otras entidades las que obligaron al Ejecutivo a retractarse de su intención de avanzar con el nuevo Código de Tierras Fiscales que disponía de 5 millones de hectáreas para la venta y la realización de actividades mineras, extractivas, la industrial forestal y energética o turística.

Ese cambio implicaba un golpe mortal a las exigencias territoriales de diversas comunidades mapuches que, en algunos casos, ejercen control sobre las tierras y en otras se encuentran en proceso de reclamo.

El 2 de noviembre pasado En estos días adelantó que el Gobernador Weretilneck pretendía volver a la carga con el proyecto, tras el fracaso de 2016. Algunos días más tarde lo confirmó en diálogo con periodistas de Viedma.

Ver nota relacionadaWeretilneck vuelve a la carga con la Ley de Tierras

El regreso del proyecto a la agenda institucional de la Provincia desató una andanada de críticas y anuncios de movilizaciones, que derivaron en la demora de la presentación de la iniciativa y varios cruces con reproches internos en el oficialismo. El Gobernador cargó contra el legislador Alfredo Martín por el manejo de los tiempos y la información sobre la intención de revitalizar el proyecto.

Debate en Comisiones de la Legislatura en 2016

Ver nota relacionadaLa “Campaña al Desierto” de Weretilneck

Orlando Javier Carriqueo, referente del Parlamento Mapuche Tehuelche de Rio Negro, aseguró que “nuevamente hemos logrado frenar un Código de Tierras inconsulto con las Comunidades, producto de la movilizacion de las comunidades, organizaciones y sociedad”.

Para Carriqueo, la decisión del Gobierno de volver a postergar su tratamiento “nos tiene que llevar a pensar, poner en debate a través de la consulta libre previa e informada en las comunidades y ademas foros participativos en cada lugar de la provincia un proyecto de Ley alternativo construido desde distintos sectores, que contenga las demandas históricamente incumplidas con el Pueblo Mapuche Tehuelche pero que también contenga las demandas sociales y colectivas presentes en la actualidad”.

El dirigente del Parlamento Mapuche Tehuelche agregó a través de las redes sociales que “como sociedad con derechos a la participación activa debemos poner en debate tierra, territorio, proyectos productivos sustentables compatibles con la mapu, consolidar la función social de la tierra para la sociedad. Para las comunidades el territorio (es) sustento de su desarrollo social y espiritual como pueblo preexistente al Estado”.

Orlando Javier Carriqueo

Finalmente Carriqueo planteó que “en tiempos donde el territorio continua en plena disputa y nos enfrentamos con políticas extractivas que vienen a apropiarse y arrasar todo, dejando exclusión, miseria, pobreza, venimos a proponer una mirada y acciones distintas. La historia de Genocidio de este territorio hace necesario y fundamental este debate en términos de reparación histórica”.

“No son tierras fiscales es territorio mapuche”, concluyó.