Fin de la hegemonía Roja en la CEB

La Lista Blanca sacó más del 60 por ciento de los votos y podría quedarse con la Presidencia de la Cooperativa de Electricidad Bariloche. Perdió el sector que inventó el Talón B y ocultó el sueldo de los Consejeros y del Gerente General. Cambios en el polo de poder más grande de la ciudad.

01/12/2019
Bariloche

Consejo de Administración de la CEB

Terminó la hegemonía de la Lista Roja en la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB). Se trata del sector que llegó al poder en 2004 y que integran -hoy con duras peleas internas-, referentes del sindicato de Empleados de Comercio que lidera Wálter Cortés, del peronismo, del empresariado, y del radicalismo residual que conduce el ex legislador Hugo Castañón.

Hace 15 años, ese heterogéneo grupo logró desplazar a quien había acumulado años y poder desde la conducción de la CEB, Leonardo De Ferrariis, que, además, desde ese lugar privilegiado dio vida al Movimiento de Unidad y Participación (MUP) -luego SUR- que convirtió en Intendente a Alberto Icare.

La Lista Roja también amplió su base de poder desde la CEB. Omar Goye fue elegido Intendente de Bariloche al mismo tiempo que presidía la Cooperativa, y muchos de los dirigentes que lo acompañaban en la Cooperativa desembarcaron en la Municipalidad.

Después de 15 años, y de sucesivas victorias electorales -en general en un marco de apatía en la participación de los asociados-, la Roja deberá dejar la conducción. O por lo menos compartirla, en función de la renovación parcial del Consejo de Administración.

Los resultados del cómputo final escrutado por la Junta Electoral arrojaron que de un total de 5533 votos emitidos, 3355 votos fueron para la Lista Blanca, y 2153 para la Roja.

El dato central que explica el resultado es que, en relación a la elección de 2018, se registraron 2046 votos más.

Esa participación excepcional -que sin embargo no llega al 15 por ciento de los asociados habilitados para votar- se debe, fundamentalmente, al involucramiento político de un variopintos conglomerado bajo la lista Blanca, y a la visibilización que tuvo en los últimos meses aspectos relacionados con el manejo financiero de la CEB y la suba drástica en el valor de la tarifa.

Nuevos consejeros de la Lista Blanca

Respecto al primer punto, la decisión de varios sectores políticos y sindicales de involucrarse para destronar a la lista Roja, encontró encolumnados a dirigentes del PRO, del peronismo sorista, y del sindicalismo filo peronista, aunque con vínculo directo con el sector de Juntos Somos Río Negro que lidera la Gobernadora electa Arabela Carreras.

Una disparidad de procedencia que obligará a la dirigencia Blanca a acordar la distribución de espacios de poder.

Los tres consejeros que ingresan al Consejo por ese sector son Cecilia Sandoval (del gremio UTEDYC), Martín Enevolsen (actual titular del Club Andino Bariloche) y Jorge Rojas (dirigente y ex candidato a Intendente del PRO). Se suman a Carlos Aristegui (PRO) y Luis Barrales (dirigente sindical taxista).

En relación al manejo financiero, desde la lista Blanca se acusó al oficialismo por “falta de transparencia” en el manejo de los números, y apuntaron especialmente a los sueldos de los Consejeros, cuyo monto final nunca se informó oficialmente.

Ver nota relacionadaMás de 20 millones de pesos le cuesta a los usuarios el Consejo de Administración de la CEB

Integrantes de la Lista Blanca con trabajadores de Luz y Fuerza de la CEB

Una serie de notas publicadas por En estos días demostró que, a pesar de los drásticos aumentos de la tarifa, el déficit en la administración de la CEB era “cubierto” gracias al porcentaje aplicado a dos conceptos incluidos en la Talón B de la factura.

Ver nota relacionadaFacturas de luz: los costos y ganancias que oculta la CEB

También permitió saber qué porcentaje del presupuesto global se destina al pago de sueldos de los Consejeros, aunque esos recibos de haberes así como el del Gerente General, Federico Lutz, se encuentran guardados bajo siete llaves.

En los últimos meses -y este es también un dato que explica el resultado-, el escribano Leandro Costa Brutten, encabezó una insistente campaña para que la CEB deje de cobrar lo que denunció como “irregulares conceptos” incluidos en el Talón B: “Fideicomiso infraestructura CEB” y “Aporte Beneficio 0 CEB”.

Ver nota relacionadaTalón B: El déficit que pagan los usuarios

La discrecionalidad en el manejo de esos ítems merecieron una denuncia ante el organismo nacional que regula el funcionamiento de las cooperativas, y podría derivar en causas de tipo penal contra los responsables de su aplicación y cobro a los asociados.

Por todos estos motivos, el resultado electoral del sábado reduce la representación de la lista Roja a su mínima expresión desde 2014. Gracias al sistema D’Hont ingresará como Consejera Inés Cárcamo (vinculada al ex Presidente Rojo de la CEB, Rodolfo Rodrigo), quien se sumará a Elsa Palomo y Alejandro Pozas (provenientes del sector de Hugo Castañón), y a Martín Domínguez y Luciano PIlquimán.

Dos referentes del sindicalista Wálter Cortés dejarán el Consejo de Administración: Carlos Criado -tesorero- y Dana Guzmán.

Inevitablemente el resultado en la CEB tendrá impacto en la política local. Las alianzas internas, el futuro grado de involucramiento del oficialismo provincial -que con Alberto Weretilneck se había inclinado a favor de la lista Roja-, la construcción de poder durante los próximos cuatro años de cara a la renovación de autoridades municipales, estarán cruzadas por el nuevo escenario en la Cooperativa.

Si bien en este caso, el Intendente Gustavo Gennuso prefirió no jugar -“eso es un quilombo y cualquiera sale lastimado”, graficó uno de sus principales colaboradores en diálogo con En estos días-, el jefe comunal deberá encauzar el vínculo con las futuras autoridades.

Pocos días antes de la elección, el oficialismo blanqueó que la deuda de la CEB supera los 230 millones de pesos; y hace algunos meses -luego de anunciar la eliminación del Talón B- redujo la cantidad de cuadrillas de atención en las calles, e ingresó en un conflicto salarial con los trabajadores afiliados a Luz y Fuerza.

Un complejo escenario que la futura conducción deberá abordar.