Gennuso tendrá un 60 por ciento más de funcionarios para el segundo mandato

El organigrama político que en 2015 se limitaba a 24 cargos jerárquicos, pasará a 38. Se multiplicaron las Direcciones y se jerarquizaron áreas. Cultura y Deportes, nuevamente relegadas. El Gobierno justificó la reestructuración por la “mayor prestación de servicios” y lo comparó con los anuncios nacionales: “Es el modelo de Alberto Fernández”, dijo Barberis.

05/12/2019
Bariloche

 

“Nosotros nos comprometemos a no tener más de 20 o 25 funcionarios políticos”, anunció Gustavo Gennuso sólo dos días después de imponerse en las elecciones municipales de 2015, en una entrevista al diario Río Negro.

El cumplimiento, fue efímero: su primer organigrama contó 24 cargos jerárquicos, pero paulatinamente fue añadiendo espacios a la estructura y realizando contrataciones políticas que incluso le valieron conflictos con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales.

Ver nota relacionadaGennuso prometió gobernar con menos de 25 funcionarios y ya tiene 94

Envalentonado con la ratificación en las elecciones, y con las necesidades de reubicar alfiles que quedaron en el camino (concejales que no renovaron sus bancas, por ejemplo) y de cumplir con los acuerdos dentro de Juntos Somos Río Negro, el Intendente volvió a inflar su gabinete: presentó una estructura con 38 cargos jerárquicos (sin contar Delegaciones), un 59 por ciento más importante que el inicial.

De la comparación entre los organigramas del 2015 y 2019, surge que las Secretarías pasaron de 7 a 10; las Subsecretarías se mantuvieron en 13 y las direcciones aumentaron exponencialmente, de 4 a 15.

El Gobierno justificó la decisión. El Jefe de Gabinete Marcos Barberis dijo a En estos días que el Municipio aumentó su capacidad de prestación de servicios, y que es necesario contar con estructuras “más cortas y más ágiles”.

Entre las jerarquizadas no se encuentran Cultura o Deportes, áreas que fueron relegadas en 2015 a Subsecretarías, generando malestar en esos sectores. Sin embargo, se elevaron al rango de Secretarías, por ejemplo, Fiscalización y Políticas Públicas, esta última, encargada de aspectos internos como el manejo de personal y el soporte de sistemas.

Se incorporará una Subsecretaría de Espacios Públicos, una de Comunidad y Territorio, de Proyectos Urbanos, un Vice Jefe de Gabinete y una Unidad Coordinadora de Obras Públicas. También Direcciones Generales de Residuos; Vialidad; Gobierno Abierto; Relaciones Internacionales; Comercio, Industria y Servicios; y Sanidad Animal. Incluso la Escuela de Arte La Llave, dirigida actualmente por personal de planta, tendrá un funcionario a cargo.

La nueva estructura propuesta por Gennuso es cuantiosa también si se la compara con los 21 cargos jerárquicos con los que inició su gestión María Eugenia Martini y los 32 originales de Marcelo Cascón, que culminó con sólo 18 en un contexto de crisis. En la última década, sólo Omar Goye generó más cargos jerárquicos, con 48 funcionarios, decisión que valió numerosas críticas de la oposición.

Se descuenta, por la mayoría automática que ostenta en el Concejo, que en la sesión de este jueves se aprobará el proyecto, autorizando al Intendente la nueva conformación de su Gobierno.

Barberis, justificó el crecimiento y recordó que en 2015 el panorama financiero municipal era otro. “Entramos al Gobierno y tuvimos que declarar la Emergencia Económica, hicimos un esfuerzo muy grande para equilibrar las cuentas y sanear la economía municipal, no teníamos para pagar los haberes ni los aguinaldos. En ese entonces armamos una planta política acorde con ese momento”, planteó en diálogo con En estos días.

En cambio, dijo que ahora, “la experiencia hace que podamos hacer esta reestructuración, que es también una forma de tener estructuras más chicas, que permiten llegar más directamente al trabajador y sin áreas tan largas en el medio”, entre el titular de la cartera y los empleados.

Incluso lo comparó con el “modelo de Alberto Fernández”, quien “va a poner 20 ministerios y tres secretarías de Estado”.

Barberis interpretó que es una forma de “potenciar las áreas” y ejemplificó que la división en dos de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos se explica en la ampliación de la prestación de servicios municipales de los últimos cuatro años.