La APDH rechazó las prácticas extractivistas contaminantes

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) expresó su “profunda preocupación” por la intención de avanzar en el desarrollo de emprendimientos vinculados a la megaminería.

23/12/2019
Nacional

 

La ADPH cuestionó, específicamente, la explotación de oro y plata en las provincias de Chubut y de Mendoza, que “contravienen normas locales sancionadas por ambas legislaturas provinciales”.

La provincia de Chubut tiene como marco legal la ley 5001 y la Provincia de Mendoza la ley 7722. “Ambas expresan la voluntad popular de restringir la megaminería y la utilización de técnicas altamente contaminantes como la utilización del cianuro, utilizado para la extracción y lavado del oro y otros minerales”, planteó la organización.

La reciente modificación de la Ley 7722 en Mendoza generó masivas movilizaciones en toda la Provincia, y un sinfín de pronunciamientos en contra de la medida avalada desde la Presidencia de la Nación.

Según la APDH “el derecho a un ambiente sano, el cuidado de los bienes comunes en particular del agua, evitando su contaminación, es uno de los ejes prioritarios para la población de estas provincias y de toda la sociedad argentina. Tal como sostuvo el Relator de Naciones Unidas sobre de Derechos Humanos y Medio Ambiente en ocasión de la presentación ante ese organismo, de los Principios Marco efectuada en 2018, las normas que empiezan a delinearse a partir de la intervención del sistema internacional de derechos humanos y las redes ambientalistas, están marcando una tendencia cada vez más homogénea que es preciso profundizar y poner en marcha”.

La entidad recordó que “erl principio Número Uno sostiene que 'los Estados deben garantizar un medio ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible con el fin de respetar, proteger y hacer efectivos los derechos humanos'”.

Desde distintas organizaciones de base, agrupaciones y movimientos vecinales, sindicales y políticos, así como de expresiones autoconvocadas de la población en general “se ha levantado una vez más el legítimo reclamo tendiente a evitar la destrucción del hábitat, impidiendo la contaminación del agua de los suelos, la agresión a los ecosistemas, todo lo que puede provocar la megaminería en nuestro territorio”.

Desde la APDH se reclamó a las agencias gubernamentales de las provincias de Mendoza y de Chubut, “el respeto irrestricto a la legislación vigente, es decir la prohibición de las prácticas extractivistas contaminantes previstas en las ya mencionadas leyes 7722 y 5001, así como el rechazo a toda iniciativa que ponga en peligro la salud integral y la vida de la población”.

“Consideramos que la reforma votada en la Legislatura mendocina violenta las normas invocadas y la voluntad de las organizaciones sociales movilizadas en defensa de sus derechos”, se planteó.

Finalmente, la APDH solicitó “la urgente intervención del Gobierno Nacional a fin de evitar la violación de las normas locales e internacionales que tutelan esta materia”.