Anulan el Servicio Cívico Voluntario que manejaba Gendarmería

El Ministerio de Seguridad emitió una resolución que canceló la iniciativa que había puesto en marcha Patricia Bullrich. La sede en la Patagonia funcionó en Bariloche. También derogaron el protocolo de uso de armas de fuego para las fuerzas de seguridad.

24/12/2019
Nacional

 

El Gobierno Nacional, a través del ministerio de Seguridad, decidió poner fin al Servicio Cívico Voluntario que coordinaba la Gendarmería y que, en la Patagonia, tenía su sede en el Escuadrón 34 de Bariloche.

A través de una resolución (N° 1231), la cartera que conduce Sabina Frederic canceló el programa lanzado por su antecesora Patricia Bullrich, y además derogó los protocolos de actuación con armas de fuego para las fuerzas de seguridad.

El Servicio Cívico Voluntario en Valores -tal la denominación elegida por Bullrich- funcionó apenas unos meses y, en Bariloche, convocó a 104 jóvenes.

Frederic explicó que los “objetivos” del Servicio Cívico serán “asumidos y gestionados por las áreas competentes de la Administración Nacional”, ya que están referidos a aspectos ajenos a la Gendarmería, como la educación, la salud y el ámbito laboral.

A través de la misma norma, el ministerio de Seguridad derogó el protocolo de uso de armas de fuego que dio vía libre alas fuerzas de Seguridad para actuar sin cumplir con los pasos legales ante la comisión de un posible hecho ilícito.

En la práctica fue un cheque en blanco a los uniformados que derivó en numerosos casos de gatillo fácil y violencia institucional.

Frederic consideró que las medidas “no le dieron más seguridad y protección a la inmensa mayoría de la población”.

En diálogo con radio Metro, la ministra aseguró que “la política de seguridad de Patricia Bullrich no fue una política de seguridad que le diera más seguridad y protección a la inmensa mayoría de la población. Tenemos una serie de datos que muestran que no”, ratificó.

Además de las armas de fuego, la titular de la ministra de Seguridad también derogó el uso de las pistolas Taser. Bullrich “tuvo un alto nivel de exposición y otros objetivos que no son los míos. Los míos son conducir la cartera y hacer una gestión lo más institucional posible”, dijo finalmente.