Juego de pinzas de CAPSA: política y justicia

Dos ex concejales sostienen el reclamo contra el acuerdo entre el Intendente Gustavo Gennuso y la empresa Catedral Alta Patagonia. Pero una maniobra judicial podría terminar con el proceso y habilitar la eternización de CAPSA en el cerro Catedral.

29/12/2019

 

Al desestimiento del legislador Alejandro Ramos Mejía, se sumó en los últimos días la decisión de la ex parlamentaria Edith Garro de retirarse del expediente judicial que frenó la extensión -sin licitación- del contrato  de CAPSA en el cerro hasta 2056.

Así, sólo los ex ediles Ana Marks y Daniel Natapof siguen en la causa que cuestionó la legitimidad del acuerdo firmado entre Gennuso y la empresa.

Ambos ratificaron su decisión de sostener el reclamo que derivó en una medida cautelar que frenó el convenio.

Sebastián Trappa, CEO de CAPSA

Sin embargo, en la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial podría producirse una maniobra que eche por tierra con la causa: el desdoblamiento del expediente podría tornar abstracto el reclamo de los demandantes.

El expediente hoy unificado concentra dos demandas: una contra el acuerdo firmado por el Intendente y CAPSA; y la segunda contra la ordenanza que ratificó ese convenio. El primer expediente llevaba la firma de Ramos Mejía, Garro, Marks y Natapof. El segundo, en cambio, sólo la del legislador.

Así, en caso que la causa se desdoble, la cautelar contra la ordenanza quedaría sin impulsor, tras la decisión de desistir de Ramos Mejía.

Mientras la empresa y el Gobierno municipal sostienen que la cautelar contra el acuerdo es “abstracto” porque fue superado por la ordenanza; los ex concejales del Frente de Todos aseguran que el cuestionamiento legal seguirá teniendo vigencia, más allá del instrumento institucional que lo consolidó.

 

Cuentan, como eje de su postura, con el fallo del Superior Tribunal de Justicia (STJ) que ratificó la cautelar y reenvió el expediente a la Cámara de Apelaciones en lo Civil para que se expida sobre el fondo de la cuestión, es decir si es constitucional o no el mecanismo elegido para la eternización de CAPSA en el Catedral.

Marks y Natapof esgrimen también como validación política de su accionar, las más de 6 mil firmas que se reunieron para evitar la entrega sin condiciones del cerro; que no fueron tenidas en cuenta por el Gobierno y los concejales de Juntos por Bariloche.