Puja por el agua del río Colorado

Un emprendimiento en Mendoza pone en riesgo el caudal. El senador Doñate cuestionó el proyecto. La sequía ya genera advertencias. Reunión entre los gobernadores de Río Negro y La Pampa.

30/01/2020
Río Negro

Senador Martín Doñate

La decisión del gobierno de Mendoza (Juntos por el Cambio) de construir una represa en el río Grande, disparó críticas en Río Negro y otras provincias que verían mermado el caudal de otros ríos afluentes.

El senador rionegrino Martín Doñate (Frente de Todos), volvió a cuestionar el emprendimiento que, dijo, “perjudicaría a varias provincias. Seguiré planteando mi oposición clara y contundente”, manifestó a través de un comunicado.

El bloque de legisladores del Frente de Todos le pidió oportunamente a la gobernadora Arabela Carreras una postura oficial sobre el tema.

Hasta el momento Carreras evitó un pronunciamiento, aunque en las últimas horas mantuvo un encuentro con su par de la provincia de La Pampa. La información oficial habla de “preocupación” por la sequía y la baja del caudal, pero no hace referencia a la obra proyectada por Mendoza.

“El proyecto de la represa Portezuelo del Viento que impulsa el gobierno de Mendoza sobre el río Grande, afluente del Colorado, puede generar un grave daño a otras provincias como Río Negro, La Pampa, Buenos Aires y Neuquén”, advirtió Doñate en sus redes sociales.

 

El senador indicó que “en defensa de los intereses de mi Provincia seguiré planteando mi oposición clara y contundente a esa obra que nos perjudica”. Y aseguró que ”la realización de Portezuelo agravará la crisis hídrica que afecta ya a Río Negro y las provincias aguas abajo”.

“Nuestra voz como Provincia y la de las demás provincias afectadas por este proyecto, que beneficia solo a Mendoza, es un genuino grito federal en defensa de nuestros recursos naturales y la sustentabilidad de una gran región del sur”, concluyó.

Por su parte, Carreras mantuvo un encuentro por su par de La Pampa, Sergio Ziliotto. “El compromiso compartido por la preservación del río Colorado, con el inicio de acciones conjuntas con las demás provincias de la cuenca para el manejo del recurso, fue el aspecto saliente del encuentro mantenido entre Río Negro y La Pampa”, se indicó desde el Gobierno. 

De la reunión participaron “equipos técnicos, funcionarios provinciales, legisladores e intendentes” y “se realizó un profundo análisis de la actual situación del río Colorado, marcada por una notable baja en su caudal como consecuencia de las escasas precipitaciones de los últimos años. Esta situación provocó una importante baja en el nivel de cota del embalse, llegando al registro más bajo en los últimos años”, detalla el comunicado oficial.

Arabela Carreras junto a Ziliotto

Ambos gobernadores acordaron solicitar una reunión al Ministerio del Interior de la Nación para que convoque a las cinco provincias de la cuenca (se le suman Mendoza, Neuquén y Buenos Aires) en reunión del Consejo de Gobernadores del COIRCO “para avanzar en cuestiones relacionadas con el manejo del agua a lo largo de la cuenca, con pautas de trabajo consensuadas para asegurar la preservación del recurso y la posibilidad de seguir cumpliendo con el objeto, principalmente asegurar el agua para el consumo humano y las actividades productivas”.

Se expresará además la necesidad de contar con estudios de impacto ambiental en toda la cuenca del río.

El informe del Gobierno rionegrino detalla que “se ratificaron las prioridades para el uso del agua: en primer lugar, el consumo de las poblaciones ribereñas, en segundo término el riego para la producción agrícola y frutícola, y luego la generación de energía, entre otros”.