“A pesar de las piedras” la marcha llegó y navegó el lago Escondido

Medio centenar de personas retornaron luego de pasar la noche a orillas del espejo de agua apropiado por Joe Lewis. Se trata del grupo que llegó por el camino de montaña. Un video muestra la agresión con piedras por parte de los supuestos pobladores defensores del magnate inglés.

10/02/2020

La columna de montaña de la quinta Marcha por la Soberanía del Lago Escondido retornó este domingo tras hacer noche a orillas del lago y navegar hasta la isla que está en el centro del espejo de agua, donde plantaron la bandera argentina y la bautizaron como "la Isla de los Patriotas", informaron voceros de la marcha.

El medio centenar de personas se retiró del lago rumbo al refugio Los Laguitos, luego de cumplir el objetivo de navegar hasta la isla del Escondido.

"La columna de montaña llegó a la cabecera oeste del lago, que está en la frontera con Chile y un grupo de ocho compañeros, a cargo de Javier Urien, navegaron en cuatro kayaks hasta la isla que se encuentra en el centro del lago, desembarcaron, plantaron la bandera Argentina y la bautizaron como la Isla de los Patriotas", dijo a Télam Julio César Urien, presidente de la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (Fipca) impulsora de la marcha.

Entre los navegantes había miembros de Radio Gráfica, Hacha y Tiza, La Cámpora San Isidro, Asociación Judicial Bonaerense, Setia-CTA y El Campito de la Villa 31.

Urien confirmó a esa agencia que los integrantes de la columna de montaña "llegaron después del mediodía, simultáneamente cuando se produjeron los incidentes en el camino Tacuifí".

"Luego navegaron, llegando al atardecer, donde está la mansión de Joe Lewis", el empresario que tiene cercado hace 20 años el lago en territorio de la provincia de Río Negro.

El referente de Fipca agregó que los ocho navegantes "acamparon en el camino de sirga, que rodea el lago" y hubo "negociaciones entre el abogado de la fundación, el Jefe de la policía de la Provincia, dos fiscales y el abogado de Lewis, donde se arregló que los ocho compañeros iban a ser acompañados por policía de montaña, para evitar cualquier tipo de incidentes".

Además, "se arregló que los compañeros al amanecer partían de regreso hasta juntarse nuevamente con la columna", señaló Urien.

 

"Sabemos que, a pesar de este acuerdo, sufrieron algunas presiones y hoy a la mañana nos quedamos sin comunicación y no hubo más señal satelital", añadió.

La Prefectura Naval Argentina, por orden del Ministerio de Seguridad de la Nación, "se había comprometido a estar presentes en el lago para garantizar la seguridad, pero la única forma para acceder era por el camino privado de Lewis y no pudieron pasar debido a la negación de permiso para entrar. Esto demuestra el poder de este tipo en las fronteras", enfatizó.

Tras las agresiones sufridas de supuestos pobladores vecinos de Lewis, Alejandra Portatadino, bombera voluntaria de Tierra del Fuego, había sido trasladada a la guardia del Hospital Zonal Doctor R. Carrillo, de Bariloche, con un corte en el cuero cabelludo y un traumatismo de cráneo.

Un video -que aquí se publica- muestra el momento exacto de los piedrazos arrojados por los propietarios de campos linderos con la estancia Hidden Lake -Lago Escondido-.

Ya le dieron de alta y contó a Télam que su jeep "recibió varios piedrazos y yo recibí una piedra, que según me dijeron los médicos dos centímetros más abajo me podría haber matado".

"Por suerte me pegó a mí esa piedra y no a un chiquito que estaba detrás mío", indicó.

La travesía por la montaña comenzó el martes 4 de febrero y a pesar del accionar de los supuestos vecinos que apoyan a Lewis pudieron acceder al Lago Escondido.