# CORONAVIRUS

Río Negro no licenció a los docentes y UnTER criticó a Carreras

En consonancia con lo dispuesto por el Gobierno Nacional, la Gobernadora de Río Negro Arabela Carreras decretó la suspensión del dictado de clases hasta el 31 de marzo. Pero determinó que los docentes y porteros deberán concurrir a las escuelas. El gremio dijo que “no le preocupa la salud de los trabajadores”.

16/03/2020
Río Negro

 

La Provincia de Río Negro adhirió a las medidas nacionales y dispuso la suspensión de clases hasta el 31 de marzo. La determinación alcanza a los alumnos de todos los niveles y modalidades en la provincia, de establecimientos educativos públicos y privados. 

En tanto, la Provincia informó que el “personal de Supervisión, los directivos, docentes y personal no docente deberá concurrir a las escuelas para desarrollar tareas que les serán indicadas por las autoridades competentes”.

Esta decisión fue duramente criticada por el gremio docente, UnTER, que exhortó a los trabajadores a permanecer en sus hogares.

El sindicato planteó que “a través de un mensaje a toda la comunidad rionegrina, la Gobernadora de la Provincia, anunció que la medida alcanzará sólo a los estudiantes. Esta decisión solo da muestras de que las autoridades provinciales no cuidan a los trabajadores”.

Desde la UnTER “repudiaron” la “actitud irresponsable del Estado que expone a los trabajadores ante la pandemia que está atravesando el país. Entendemos la función social que cumple la escuela, sobre todo a través de los comedores escolares, no obstante, afirmamos que los responsables directos de sostener esa función son las autoridades provinciales, no los trabajadores. Instamos a la Ministra de Educación y Derechos Humanos, Mercedes Jara Tracchia, a que arbitre los medios para que la gobernadora de la provincia, Arabela Carreras revea la decisión de que los trabajadores de la educación tengan que concurrir a sus lugares de trabajo”, se indicó desde el gremio.

 

La conducción de la UnTER instó a los y las docentes a permanecer en sus hogares “hasta tanto el Ministerio de Educación y Derechos Humanos dé una respuesta seria y acorde al momento que estamos atravesando”.

“Tanto los comedores como la salud de la población, son responsabilidad exclusiva del Estado”, planteó el gremio, y detalló que “los comedores escolares deben ser garantizados por el gobierno provincial y entendemos que es importante dar continuidad al proceso de enseñanza aprendizaje con distintos dispositivos”.

Finalmene, a través de un comunicado, la UnTER pidió a las autoridades “actuar con la responsabilidad que la situación amerita, los trabajadores de la educación al igual que el resto de la población también somos personas y para ir a nuestros lugares de trabajo también circulamos por las ciudades. Exigimos al gobierno provincial que la suspensión de clases tenga alcance a los trabajadores porque es su responsabilidad velar por su salud”.

Al margen de la situación en las escuelas, el Gobierno Provincial dispuso además una licencia especial por 14 días para los empleados del Poder Ejecutivo Provincial mayores de 60 años de edad. “El objetivo es que estas personas puedan quedarse en sus hogares”, explicó Carreras.

La Gobernadora remarcó además la obligatoriedad de aislamiento por 14 días para las personas que hayan regresado al país provenientes de los países afectados o que han tenido contacto con personas enfermas. En Río Negro, además de la causa judicial correspondientes, se le cobrará una multa de los 150 mil pesos a quienes no respeten el aislamiento.