# CORONAVIRUS

La curva de casos se dispara en Bariloche

El crecimiento diario de la cantidad de casos supera la media nacional. Investigadores y científicos advierten un panorama muy complejo si no se mantiene la cuarentena estricta.

11/04/2020
Bariloche

 

La ciudad de San Carlos de Bariloche ya supera la media nacional de casos de coronavirus, y la proyección podría superar la capacidad de respuesta del sistema de salud.

Así lo advierte un informe -catalogado de “confidencial dada su sensibilidad social-, elaborado por investigadores y científicos del Instituto Balseiro, CONICET, CNEA, Universidad del Comahue, y Universidad de Río Negro, que fue distribuido entre funcionarios nacionales, provinciales y municipales.

Este viernes por la noche se confirmaron 12 nuevos casos en la ciudad, elevando el número a 24. El dato que preocupa a los investigadores es la velocidad de aumento de los contagios, así como la capacidad de respuesta del sistema sanitario.

Crece el número de casos en Bariloche y preocupa el pronunciamiento de la curva

En paralelo a la difusión del número de casos local, provincial y nacional, el Presidente Alberto Fernández anunció el comienzo de una “cuarentena administrada”, que podría suponer una flexibilización en distintas ciudades del país, así como de algunas actividades económicas.

Bariloche no podrá darse ese lujo si pretende mantener controlada la multiplicación de la enfermedad.

El informe confidencial -al que accedió En estos días- proyecta tres escenarios, teniendo en cuenta el sostenimiento de la cuarentena estricta, su flexibilización, y su levantamiento total.

El crecimiento en el número de confirmaciones -ligado a la flexibilización de la cuarentena- provocaría, según los investigadores, que el sistema de salud “entrará en crisis en 30 días”.

El escenario tres -de alta circulación del virus- “corresponde al de colapso del sistema con muy alta mortandad”.

 

El estudio incluye datos duros sobre población de Bariloche. El 59 por ciento de los mayores de 60 años, detalla, ”sufre una enfermedad crónica o discapacidad. El 36 por ciento de la población de la ciudad no tiene un centro de salud a menos de 10 cuadras de la casa; 29 por ciento de hogares tiene alguna persona que necesita cuidado diario; y el 50 por ciento estuvo enfermo/a el año pasado”.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, el “porcentaje de población con factores de riesgo para la provincia es del 21,1 por ciento”.

El análisis repasa críticamente que en Bariloche “hay focos de contagios que involucran a personal de salud, de seguridad y trabajadores que cumplen tareas de atención al público exceptuadas de la cuarentena”, y que “se observan faltas en las medidas de protección personal de estas personas”.

“Esto pone en riesgo a la población porque estas personas están en constante contacto con la ciudadanía que se encuentra aislada”, explicaron los investigadores.

El informe -cerrado al 9 de abril- considera que la combinación de factores mencionados “pone a la ciudad en una situación de altísimo riesgo y vulnerabilidad. Con estos escenarios, parece razonable adoptar el ejemplo del gobierno nacional, actuar tempranamente, con rapidez y firmeza, cuando empieza acelerarse la curva de contagios”.

A través de diversos cuadros, los responsables del informe plantearon que con una cuarenta “estricta” -y en caso que se mantenga el comportamiento de la curva experimentado hasta ahora- en 30 días la cantidad de casos podría trepar a 180; mientras que en con una “cuarentena laxa” lo haría a 1.050 casos; y sin cuarentena llegaría a 9.469 casos.

El Gobierno de Río Negro dio a conocer que el combate a la pandemia se organiza mediante un “Centro Operativo de Emergencia” que comprende seis zonas sanitarias, con cabeceras en los hospitales de Cipolletti en el Alto Valle Oeste, Roca en el Valle Este, Choele Choel en el Valle Centro, Viedma en la zona Atlántica, Bariloche en la Andina y Jacobacci en la zona Sur. “Entre todos concentran 36 nosocomios y 190 Centros de Salud. Al momento se dispone de 1.839 camas y 175 de Unidades de Cuidados Intensivos. Se prevé incorporar 1.480 camas adicionales instaladas en ‘hoteles y otros’, sumando 3.494 camas en toda la provincia. El personal sanitario provincial se integra con 946 médicos y 1432 enfermeros”, repasa el informe.

Los investigadores plantearon que “en base a estas capacidades dadas a conocer por la Gobernación de la Provincia de Río Negro, podemos estimar la capacidad máxima de contagios simultáneos que podría soportar el sistema sanitario de Río Negro antes de colapsar, tomando como base la estimación de casos del gobierno nacional y la incidencia de casos que requieren hospitalización. En ese sentido, la proyección es de entre 3.500 y 4.000 casos simultáneamente. En cuanto a las capacidades locales podemos estimar los siguientes datos. El número máximo de contagios que podría soportar Bariloche sin llegar al colapso se encuentra entre 750 y 800 casos de Covid-19, de los cuales el 20 por ciento podrían necesitar internación y se estima que un 5 por ciento podrían requerir asistencia respiratoria mecánica. Este cálculo no tiene en cuenta que probablemente la disponibilidad de Unidades de Cuidados Intensivos no sea del 100 por ciento. El sistema sanitario de General Roca podría manejar entre 950 y 1000 contagios, en base a las capacidades sanitarias actuales; Cipoletti cerca de 1100 contagios; Viedma hasta 400 contagios y Villa Regina alrededor de 250”.

Aclararon que “estos números deben tomarse como estimaciones aproximadas, ya que pueden variar de acuerdo a la cantidad de casos que requieran internación o sufran complicaciones y suponen que habría un 100 por ciento de camas y equipamiento disponible, como ya se especificó”.

El informe “confidencial” destaca que las medidas nacionales adoptadas por el Presidente Alberto Fernández lograron el aplanamiento de la curva de contagios, lo que permite evitar la saturación del sistema de salud.

En esa línea, recomienda continuar con las medidas en Bariloche, teniendo en cuenta el crecimiento exponencial de los últimos días. “Algunos datos sugieren que, quizás, en los últimos días la dinámica de propagación del virus (en Bariloche) esté ocurriendo a una velocidad mayor de la media nacional”.

A través de un cuadro exponen que la media de la ciudad está muy por encima de la nacional: 115 casos positivos confirmados por millones de habitantes, contra 42.

Tal como explicó Fernández en su conferencia de prensa de este viernes, una medida de análisis posible es la cantidad de días que tardan los contagios confirmados en multiplicarse.

 

Los investigadores advirtieron que -en Bariloche y de acuerdo al comportamiento de la curva hasta hoy-, la cantidad de casos podrían multiplicarse por 10 en 27 días si se mantiene la cuarentena estricta; tardaría 16 días si se flexibiliza la cuarentena; y demoraría apenas 10.6 días en multiplicarse por 10 si termina el aislamiento preventivo, social y obligatorio dispuesto por el Gobierno.

Todos los investigadores y científicos que participaron en la elaboración del informe tiene “distinto grado de conocimiento de modelos matemáticos, estadística y políticas públicas”, aunque aclara que no son “epidemiólogos ni personal de salud”. 

El trabajo no refleja la postura ni representa a las instituciones a las que pertenecen,

La “trayectoria de casos” es “muy corta y reducida, lo que impide sacar conclusiones robustas y con alto grado de certeza. Los comentarios del documento se esgrimen a fin de poder acercar información a quienes toman las decisiones, pero poseen muchas limitaciones y pueden cambiar con el correr de los días”, advirtieron finalmente.