El Gobierno deberá explicar por qué compró alimentos con sobreprecio

La Comisión de Seguimiento de la Emergencia y el Tribunal de Contralor reclamaron al Ejecutivo que entregue copia del expediente que dispuso el pago de 8,6 millones de pesos. El Gobierno quiso apurar una reunión con el Secretario de Hacienda pero los concejales de la oposición y el oficialismo pidieron acceder primero a la información.

24/04/2020
Bariloche

Gustavo Gennuso

La compra de alimentos con sobreprecios a la empresa Almacén de Campo tensó las relaciones políticas en Bariloche y obligará al Ejecutivo a dar explicaciones.

Este viernes la presidenta del bloque de concejales del Frente de Todos, Julieta Wallace, reclamó en nombre de su bancada y en el marco de la Comisión de Seguimiento de la Emergencia, el acceso al expediente administrativo que dispuso el pago de 8,3 millones de pesos a la empresa mencionada -más 276 mil pesos a La Varense- para armar los módulos alimentarios que se repartieron en los barrios de la ciudad.

Tal como publicó En estos días el precio pagado por varios de los productos que componen los bolsones fue superior a los máximos sugeridos fijados por el Gobierno nacional. Además, la Secretaría de Hacienda -responsable de la compra- descartó una oferta 1,4 millón de pesos inferior, presentada por otro oferente.

Nota relacionadaCompras oscuras a la sombra del coronavirus

Finalmente, este medio demostró el estrecho vínculo entre las empresas Almacén de Campo y La Varense, que comparten dirección fiscal y comercial, y cuyos accionistas fueron socios en anteriores emprendimientos comerciales.

La publicación alertó a la oposición. El bloque de ediles del Frente de Todos planteó la situación en el marco de la reunión de la Comisión de Seguimiento realizada este viernes. El Jefe de Gabinete, Marcos Barberis, se comprometió a compartir un escaneado del expediente administrativo que habilitó los pagos.

Diego Quintana dijo que el propio Barberis había informado oportunamente a esa Comisión sobre la marcha del proceso de compra. El Ejecutivo deslizó durante la reunión de este viernes que la Comisión había habilitado la operación, pero Wallace dijo que “de ninguna manera existió un aval. La Comisión es de Seguimiento y no tiene facultad de autorizar una compra de este tipo”.

Nota relacionada: Quintana justificó la compra de alimentos con sobreprecios por el “contexto de emergencia”

“Los funcionarios -agregó- deberán explicar por qué se priorizó una oferta por sobre otra y porqué se compró a valores superiores a los precios máximos de referencia”.

Julieta Wallace

El Ejecutivo que conduce Gustavo Gennuso reaccionó nervioso a la difusión del caso. Quiso forzar una reunión de urgencia de la Comisión de Seguimiento con Quintana, pero los concejales de la oposición en principio, y más tarde también los del oficialismo exigieron que “primero se envíe la información y el expediente para poder saber de qué vamos a hablar con Quintana”.

Pablo Chamatrópulos (Podemos Bariloche), y Natalia Almonacid (Juntos Somos Río Negro), y Gerardo Del Río (Partido Unión y Libertad) acordaron la necesidad de acceder inicialmente al expediente administrativo.

Incluso, hasta el oficialista Presidente del Tribunal de Contralor, Oscar Cannizzaro, explicó al diario Bariloche2000 que, antes de la finalización de la Emergencia, el Ejecutivo deberá remitir al organismo de control la documentación correspondiente para su estudio. “Si hay que realizar un juicio de responsabilidad se va a realizar”, dijo.

Paralelamente al escándalo por la metodología y precio de la compra de alimentos, el bloque de ediles del Frente de Todos volvió a reclamar la conformación de un Consejo Económico y Social “con amplia participación de los movimientos sociales, gremios, científicos e investigadores, oficialismo y oposición, y referentes barriales”, pidió Wallace.

Explicó que en ese espacio “deberá, aunque sea de forma virtual, ponerse la información en un ámbito institucional para que se genere un intercambio de propuestas para mitigar el impacto de la pandemia”.

La concejal planteó la necesidad de “escuchar a todos los sectores para intentar dar respuesta a la crisis social, laboral y alimentaria en el marco de la emergencia”.