# CORONAVIRUS

También en Bariloche proponen discutir quién financia la crisis

La concejal Julieta Wallace presentó un proyecto para recrear un “Fondo Fiduciario para el Desarrollo y la Inclusión Social” destinado a obras y equipamiento en los barrios más vulnerados. Se financiará con aportes de las empresas “foráneas” que desarrollan su actividad en Bariloche. Esperan recaudar unos 100 millones de pesos este año.

12/05/2020
Bariloche

(Foto Euge Neme - Al Margen)

Desde hace 13 años la ciudad de Bariloche cuenta con una herramienta que le hubiese permitido recaudar cientos de millones de pesos para destinarlos a los sectores más vulnerados de la sociedad. Sin embargo, a pesar que el Fondo Fiduciario para el Desarrollo y la Inclusión Social está incluido en la Carta Orgánica Municipal, y avalada por dos ordenanzas, nunca fue puesto en marcha.

La crisis económica y social desatada por la pandemia de coronavirus obligó a los Estados a repensar las formas de financiamiento, la distribución de las cargas tributarias, y las prioridades de redistribución de los fondos. En ese contexto, a nivel nacional se discute la imposición de un aporte extraordinario, por única vez, sobre las grandes fortunas.

En Bariloche podría recrearse esa discusión a partir de la presentación de un proyecto de ordenanza para dar vida al Fondo Fiduciario para el Desarrollo y la Inclusión Social, que, según los cálculos de la autora del proyecto, podría dotar este año al Municipio de unos 100 millones de pesos para destinar a los sectores más vulnerados.

La concejal del Frente de Todos, Julieta Wallace, elaboró la iniciativa que impone un aporte “solidario y obligatorio” a las empresas que sin tener domicilio en Bariloche -y por ende no tributen a nivel local- desarrollen su actividad económica en la ciudad.

“Las empresas foráneas que desarrollan su actividad en Bariloche -explicó Wallace a En estos días- saben perfectamente que la ciudad, por su potencia simbólica como destino anhelado en el país y en el mundo, por los esfuerzos que se realizan para garantizar infraestructura y conectividad para el turismo y sobre todo por la naturaleza en la que se enclava, ofrece ventajas competitivas que no encontrarán en otras ciudades. Su rentabilidad se basa en nuestros bienes comunes”, planteó la concejal.

Recordó que se trata de una discusión “que ya dieron los Convencionales Constituyentes del año 2007 a propuesta de Rodolfo Rodrigo, y que retomaron luego Daniel Pardo y Darío Rodríguez Duch con la sanción de la Ordenanza 2092-CM-10. Luego fue recuperada por el ex edil Leandro Lescano en el año 2015”. Para Wallace, “esto evidencia que la propuesta posee consenso en un amplio espectro político porque apunta a las ganancias que Bariloche le genera a las empresas foráneas y no incluye a las empresas locales, que están exentas de esta contribución solidaria obligatoria”.

La concejal se quejó porque “lamentablemente en más de 13 años de historia el Fondo nunca fue puesto en práctica”.

Julieta Wallace

De acuerdo al proyecto -que acompañan los otros dos integrantes del bloque del Frente de Todos, Roxana Ferreira y Marcelo Casas-, el destino de los recursos -administrados por un fideicomiso- será “la realización de obras y/o mejoramiento de infraestructura y equipamiento destinados a mejorar la calidad de vida de niños, niñas, adolescentes y adultos mayores de los sectores vulnerables de San Carlos de Bariloche”.

Wallace repasó que “la pandemia está poniendo en el centro de la discusión mundial la desigualdad en términos de riqueza y la necesidad de que los sistemas tributarios sean más progresivos, gravando a las personas físicas y jurídicas que más tienen”. En el caso de Argentina, esa discusión se trasladará al Congreso de la Nación, donde se debatirá un proyecto que impone un aporte extraordinario sobre las grandes fortunas, que alcanzaría a unas 11 mil personas físicas.

“A nivel nacional se está discutiendo el posible gravamen a las grandes fortunas -dijo la edil-, como una forma de que el Estado obtenga recursos extraordinarios para financiar el enorme programa de asistencia económico financiera que realiza el Estado Nacional. En Bariloche tenemos que darnos esta misma discusión“, pidió.

Estimó finalmente que “se trata de un Fondo que podría generar más de 100 millones de pesos por año para obras de infraestructura que beneficien a la población más vulnerable”.