# CORONAVIRUS

Tienen coronavirus los religiosos autorizados por Gennuso para mantener reuniones

La decisión del Intendente de permitir los encuentros religiosos provocó duras críticas. Se confirmó que por lo menos dos de los autorizados para mantener reuniones, tienen coronavirus.

19/05/2020
Bariloche

Los pastores de "Hay vida en Jesús" entregaron barbijos a la Policía (foto Facebook "Hay vida en Jesús")

Dos pastores de la Iglesia “Hay vida en Jesús”, autorizados por el Intendente Gustavo Gennuso a mantener reuniones religiosas, dieron positivo para coronavirus.

Se trata de Carlos y Ximena, principales referentes de la “Casa Central” del “Centro Cristiano Hay Vida en Jesús Bariloche”, quienes ahora se encuentran asilados.

Nota relacionadaGennuso autorizó ceremonias religiosas en medio de la cuarentena

Haciendo uso de la autorización dada por el jefe comunal el pasado 11 de mayo, mantuvieron contacto con centenares de personas, en el marco de la tarea solidaria que realizan.

En estos días publicó este lunes la nota firmada por Gennuso que contraría las Resoluciones que impusieron restricciones a la circulación. Y que autorizó a diez personas a concurrir al templo. Entre ellos figuran Carlos y Ximena.

 

Ambos pastores -cuya identidad este medio había protegido- confirmaron la situación al diario El Cordillerano: “No sabemos bien cómo fue que nos contagiamos -dijeron a ese medio-, muchos nos acusan de habernos reunido pero eso fue autorizado por la Municipalidad, nos citaron e incluso después hubo otra reunión a la que asistieron más de 60 pastores”.

Argumentaron que el contagio se produjo en el contexto de la realización de tareas solidarias.

Lo cierto es que la autorización firmada expuso al jefe comunal a duras críticas, ya que las diez personas involucradas no habían sido testeadas, y hoy se hace imposible saber si se convirtieron en transmisores de la enfermedad.

“Realmente es sorprendente la nota del Intendente autorizando reuniones religiosas dos veces por semana. Es sorprendente y preocupante”, dijo el legislador del Frente de Todos, Ramón Chiocconi.

Planteó que es “gravísimo” lo hecho por el Intendente porque “va en contra del sentido de las políticas sanitarias que se tomaron para evitar que el virus se traslade, que no haya contagios; y va en contra de un decreto presidencial que prohíbe ese tipo de reuniones”.

Para Chiocconi “sostener una política de cuarentena es muy difícil, la conciencia de la gente necesita creer en algo, por ejemplo en una autoridad local competente; evidentemente lo que pasa en Río Negro y Bariloche es que no hay confianza en las autoridades. No hay confianza en las autoridades políticas de la ciudad, y eso no ayuda a contener a la gente en sus casas”.

Criticó además que en la Provincia “no hay política hace mucho años una política sanitaria coherente”.

El legislador y médico cuestionó: “No quiero pensar que alguna persona de esos listados (autorizados por Gennuso) se haya contagiado y haya contagiado a otras personas, porque incorpora gravedad a algo ya tremendamente grave”.

“Esa decisión del Intendente no sólo pone en riesgo la salud de esas diez personas, sino que pone en riesgo la salud de gran parte de la comunidad”, concluyó.

Por su parte, la edil del Frente de Todos, Julieta Wallace, también cargó contra la autorización a los religiosos de “Hay vida en Jesús” porque “no surge de las excepciones al aislamiento la autorización de este tipo de eventos, por lo que de ser cierto se estaría privilegiado a un sector religioso por sobre otro, efectuando así acciones discriminatorias”.

Además, criticó que la autorización de circulación se dio “en el marco del aumento de casos positivos desde que se flexibilizó la cuarentena”.

Precisamente, desde el bloque de concejales del Frente de Todos se solicitó a Gennuso que “se convoque de manera urgente a reunión de manera presencial” de la Comisión de Seguimiento de la emergencia, “toda vez que la semana anterior no ha

sido convocada”.

“La reunión de la comisión de seguimiento debe ser realizada semanalmente, y la última fue realizada el día 8 de mayo”, es decir “diez días atrás”

“Desde esa fecha a esta parte, se han dictado diversas resoluciones de intendencia que han flexibilizado el aislamiento social, preventivo y obligatorio” y se firmaron “resoluciones de compra directa de productos alimentarios por alrededor de cinco millones de pesos”, plantearon los ediles opositores.