Tres rionegrinos son querellantes en la causa por espionaje macrista

Los senadores Alberto Weretilneck (JSRN) y Martín Doñate (FdT) se presentaron en la Justicia en la causa por las escuchas ilegales de la AFI. Lo propio hizo la funcionaria de la Cancillería, Silvia Horne.

18/06/2020
Nacional

Mauricio Macri y Gustavo Arribas

“Me constituyo como querellante e insto la acción penal respecto de los delitos de los cuales fuera víctima y por el que se investiga la intervención, seguimiento y espionaje ilegal sobre la tarea que desarrollaba como diputado opositor entre 2015 y 2019”, indicó Doñate en su presentación.

En tanto, con el patrocinio de los abogados Mariano Cúneo Libarona y Damián Torres, Weretilneck amplió la denuncia para que se investigue el presunto delito de peculado ya que se habría utilizado un servicio del Estado Nacional para fines personales.

“Tomamos conocimiento de lo ocurrido a partir de los medios de comunicación y luego por la denuncia formal. Ahora esperamos la aceptación de la Justicia como querellantes. Nosotros solicitamos que se investiguen los dos presuntos delitos: la intercepción de correspondencia privada, invasión a la privacidad, e incorporamos el peculado, porque utilizaron los bienes públicos en beneficio de particulares o sin marco jurídico legal. Por eso ampliamos la denuncia”, explicó el ex gobernador de Río Negro.

Weretilneck aseguró que “acá hubo una decisión política, no fue una decisión personal a espaldas del Presidente. Uno puede tener decisiones autónomas como funcionario, pero una decisión de estas características, no se toma en soledad. Son temas muy profundos, pero acá se montó todo un sistema ilegal, es una forma de llevar adelante el poder. Lo más grave de todo esto no es la utilización de los bienes públicos, sino el por qué. Hay que ver si espiaron para sacar ventajas electorales, comerciales o el día de mañana perjudicar a una persona”, concluyó.

La ex diputada Silvia Horne (FdT), junto a los ocho dirigentes del Movimiento Evita que fueron espiados por la AFI, se presentaron como querellantes ante el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena.

“Decidimos una presentación conjunta en la convicción que la pretendida ‘inteligencia’ obedece a nuestra militancia política y al proyecto y la organización que representamos”, expresó.