Juntarán firmas para legalizar el autocultivo de cannabis en Río Negro

Una iniciativa que nació en San Antonio Oeste impulsa un proyecto para que en toda la Provincia sea legal el autocultivo con fines medicinales.

08/07/2020
Río Negro

 

Un proyecto de iniciativa popular para que se legalice el autocultivo de cannabis con fines medicinales en Río Negro, ingresó a la Legislatura provincial.

Impulsada por la agrupación Cannabis Terapéutico San Antonio-Las Grutas, el proyecto implica la apertura de centro de recolección de firmas, ya que para ser tratada la iniciativa requiere del apoyo del 3 por ciento del padrón electoral, es decir una 20 mil firmas.

Desde hace cuatro años el legislador del Frente de Todos, Nicolás Rochas, viene presentando un proyecto similar. Pero la mayoría legislativa de Juntos Somos Río Negro impidió sistemáticamente su tratamiento.

Ahora, a partir de la participación de una agrupación y vía iniciativa popular, la Legislatura se verá obligada a llevar a sesión el proyecto, siempre y cuando reúna las aproximadamente 20 mil firmas necesarias.

Con ese objetivo, los tres poderes del Estado, incluyendo los municipios, deberán disponer de lugar de recepción de firmas, y dar a conocimiento público la convocatoria.

En San Antonio Oeste y Las Grutas ya son más de 40 los cultivos familiares autorizados, y seguidos de cerca por un consejo asesor conformado por médicos, biólogos y especialistas en la materia.

 

Iniciativa popular

 

Los cannabicultores de San Antonio Oeste proponen que se legaliza el autocultivo de marihuana con fines medicinales en Río Negro, y con ese objetivo presentaron un proyecto de iniciativa popular. Para que la acción prospere, se requiere del 3 por ciento del padrón electoral, unas 20 mil firmas.

El objetivo es que en todo el territorio rionegrino haya una norma como la ordenanza que rige en la ciudad de la costa atlántica, y favorecer la producción de cannabis con fines medicinal.

Legislador Nicolás Rochas

El legislador Rochas viene acompañando desde el ámbito legal a la agrupación en su reclamo para que se autorice el autocultivo de marihuana. Y fue uno de los que impulsaron -con éxito- el amparo judicial en la causa de Joaquín Navarro, un niño con Síndrome de Tourette que generó un fuerte precedente en Argentina.

Rochás resaltó que “pese a los distintos esfuerzos y avances en pos de garantizar el acceso al aceite de cáñamo y demás derivados del cannabis para uso medicinal, no existe aún un mecanismo lo suficientemente sólido para poder obtener estos productos, dado que generalmente se debe interponer una acción judicial”.

Y agregó que “debemos avanzar en brindar mayor protección y seguridad jurídica a los habitantes de Río Negro, dotándolos de una legislación especial, que permita el autocultivo bajo el amparo de la ley y con los controles sanitarios necesarios”.

Una vez formulada la iniciativa la Legislatura proveerá las planillas para que se recolecten las firmas en las distintas localidades rionegrinas.

La asociación está integrada por profesionales de la salud, la biología y de otras áreas junto a familiares y usuarios de la marihuana con fines medicinales.

La iniciativa establece la creación de un registro de cannabicultores con prescripción médica y un límite de plantas y lugares de cultivo por persona, ante un Consejo Cultivo que estará integrado por referentes de diversas instituciones.

La norma se basa en la ordenanza que ya rige en San Antonio Oeste, municipio pionero en la materia, y que ya ha permitido a varias decenas de cultivadores contar con la autorización y llevar adelante la actividad.

“Si un ciudadano de San Antonio tiene este derecho por qué no lo va a tener uno de Conesa, Roca o Jacobacci”, manifestó María Eugenia Sar, abuela de Joaquín.

Explicó que se necesita reunir “el 3 por ciento del padrón electoral de la Provincia, que son unas 20 mil firmas, con lo que podremos lograr que se trate en este año parlamentario”.

Por su parte, la médica Alejandra Della Vedova, sostuvo que la intención es “darle un marco de legalidad al autocultivo en este contexto donde tenemos serias dificultades para conseguir aceites bien hechos, que no estén contaminados y que todo aquel que necesite pueda tener el aceite o la materia vegetal adecuada para poder paliar su patología”.

María Eugenia Sar calificó los resultados en San Antonio como “maravillosos” y detalló que “en la última reunión del Consejo Asesor se aprobaron otras ocho solicitudes que se suman a las anteriores y ya son más de 40 los cultivadores que hay con autorización en la localidad”.

“La iniciativa popular servirá para que Juntos Somos Río Negro diga qué derechos está representando al negarle a los rionegrinos la posibilidad del autocultivo con fines medicinales”, explicó finalmente Rochas a En Estos Días.