# CORONAVIRUS

HIJOS y ATE rechazan participación del Ejército en los controles a personas aisladas

Las dos organizaciones plantearon sus reparos a que voluntarios de esa fuerza armada cumplan tareas vinculadas a las restricciones de circulación por el coronavirus.

07/08/2020

 

“Las definiciones a favor de la participación del Ejército Argentino para el seguimiento y control del cumplimiento del aislamiento preventivo de los contactos estrechos de pacientes con COVID-19 formuladas por la Gobernadora Arabela Carreras son un acto de irresponsabilidad, ignorancia y demagogia”. En esos términos HIJOS Bariloche rechazó la participación del Ejército en las tareas de control de circulación de personas aisladas por coronavirus.

Según la organización que reúne a hijos e hijas de desaparecidos/as, “la Escuelas Militar de Montaña no debe ni puede ser convocada como una academia de control y castigos que, tal parece, es la visión que tiene el Ejecutivo Provincial, partidario de la mano dura. Confundido cree que las Fuerzas Armadas forman parte de una tradición supuestamente nacional cuando en realidad, son parte de un pasado anacrónico”.

Para HIJOS “hay, por lo tanto, dos cuestiones deben ser analizadas al tratar esta irresponsable propuesta. ¿Quién controlará su desempeño?, y ya dijimos Nunca Más las Fuerzas Armadas a cargo de la seguridad interior y así no repetir sus peores prácticas”.

Por su parte, también el Departamento de Derechos Humanos de los Pueblos de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) rechazó la propuesta del Gobierno de la Provincia respecto a la participación del Ejército Argentino para el seguimiento y control del cumplimiento del aislamiento preventivo de los contactos estrechos de pacientes con COVID-19 en Bariloche.

“El Estado podría organizarse de otra forma y no recurrir enseguida a medidas represivas. Hay un montón de organizaciones sociales, voluntarios en los barrios, personas a las que se podría convocar para hacer esta tarea, en vez de llamar al ejército. Eso nunca salió bien y no va a salir bien ahora”, señaló Carolina Alac, secretaria del Departamento de Derechos Humanos de los Pueblos de ATE.

La dirigente recordó que “ya se hizo un pacto social hace mucho años y es que las fuerzas armadas jamás deben estar para nada que tenga que ver con seguridad interna. No queremos que en nombre de la salud pública se imponga un estado policial represivo como si fuera la única forma. Hay recursos técnicos y gente muy capaz en nuestro Estado para hacer esa tarea”.

De esta forma, el sindicato reafirmó su negativa para que la Escuela Militar de Montaña sea convocada como “una academia de control y castigos”.