# CORONAVIRUS

Científicos y universitarios advierten por la crisis sanitaria en Bariloche

A través de una nota enviada al Intendente Gennuso plantearon que hay “falta de comunicación clara”, y medidas de flexibilización del aislamiento que provocan presión sobre el sistema sanitario.

09/09/2020
Bariloche

 

“Nos dirigimos a Ud. con la intención de hacerle llegar nuestra preocupación respecto de la situación de crisis sanitaria/social/económica que ha provocado en el mundo, en el país y en nuestra ciudad la pandemia de Covid-19”, plantearon los y las científicos y universitarios autoconvocados de Bariloche, en una nota remitida a fines de agosto al Intendente Gustavo Gennuso.

El virus que ha causado más de 10 mil muertes en Argentina, 225 en Río Negro y 33 en Bariloche -según datos actualizados- genera una presión sobre el sistema sanitario que, los firmantes de la nota, advierten que puede colapsar.

“Según los datos oficiales, Bariloche se encuentra entre las ciudades más afectadas de la Argentina por el alto número de casos confirmados (1 caso cada 100 habitantes). Nos alarma particularmente la circulación comunitaria del virus, lo que significa que en muchos casos positivos no se ha podido rastrear el origen del contagio. No conocer el origen de los casos positivos del Covid-19 tiene la grave consecuencia epidemiológica de no poder aislar los focos de infección que, entonces, se propagarán por la ciudad”, señalaron.

En ese contexto se mostraron preocupados “con algunas medidas (o la ausencia de ellas) por parte del Estado Municipal”, entre las que enumeraron la “falta de una comunicación clara, por los medios y con los tiempos necesarios, de las normativas que regulan apertura y cierre de actividades, días y horas de circulación, excepciones, etc., y de los criterios epidemiológicos que las sustentan, así como de las normativas de orden superior (provinciales o nacionales) dentro de las cuales se enmarcan estas regulaciones; la descoordinación entre Bariloche y Dina-Huapi que, si bien es un municipio autónomo, utiliza los servicios de salud públicos y privados de nuestra ciudad; la ausencia de políticas sanitarias, sociales, laborales y económicas para los sectores más vulnerados de la ciudad, que son los más golpeados por esta pandemia; y la negativa por parte del Intendente al pedido que se viene realizando desde hace meses a convocar a las organizaciones sociales y a la oposición, así como a representantes de todos los sectores de la ciudad a participar activamente, en la propuesta de soluciones para estos problemas, sectores actualmente excluidos del Comité Operativo de Emergencia”.

Los y las científicos y universitarios cuestionaron “la toma de decisión del Ejecutivo municipal de abrir el cerro Catedral que incentiva el turismo sin que haya controles estrictos en las entradas del mismo y en las actividades vinculadas, como cervecerías, bares y restaurantes. Es sabido que la infección se propaga a gran velocidad en ambientes cerrados y que es imposible comer o tomar cerveza usando un barbijo. Esto además es interpretado por la comunidad como un mensaje contradictorio acerca de las actividades sociales que pueden realizarse”.

A partir de este diagnóstico, reclamaron que “se expliciten, publiquen y difundan por todos los medios los criterios que el ejecutivo municipal utiliza en sus tomas de decisión de apertura y cierre de las diferentes actividades”, y que “se pida al grupo de epidemiólogos del Hospital Zonal de Bariloche, dirigido por el Dr. Leonardo Gil, que publique un documento diario que muestre el estado de la epidemia, el porcentaje de ocupación de las unidades de terapia intensiva (UTI), los criterios utilizados para realizar los testeos, el número de los mismos y los protocolos de seguimientos de los casos detectados como positivos, tal como se hace en otras ciudades”.

Además, pidieron que “se incorporen mejoras sustanciales en la comunicación social de las medidas de distanciamiento social vigentes, en tiempo y por todos los medios de comunicación disponibles y se incrementen las capacitaciones acerca de estas medidas y del uso de sanitizantes y desinfectantes para evitar intoxicaciones; se convoque a una mesa intersectorial de emergencia con representación amplia, incluyendo a organizaciones sociales y sindicatos; se implementen de manera urgente políticas para paliar la crisis sanitaria, laboral y nutricional; y por último, dado que situaciones excepcionales requieren medidas excepcionales, se solicite una contribución solidaria a los grandes poderes económicos de la ciudad para sustentar dichas políticas de emergencia, en línea con las iniciativas de impuesto a las grandes fortunas que se están discutiendo a nivel nacional”.