# CORONAVIRUS

Nación aprobó el regreso del turismo a Bariloche

Este jueves se publicó en el Boletín Oficial la resolución de la Jefatura de Gabinete de la Nación que “exceptúa” a Bariloche de las “actividades prohibidas durante la vigencia del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, al sólo efecto de realizar la reapertura de la actividad turística”. El 16 de octubre comienzan a llegar visitantes a la ciudad.

08/10/2020
Bariloche

 

El Gobierno nacional avaló el protocolo presentado por la Municipalidad de Bariloche y la Provincia de Río Negro y autorizó la puesta en marcha de la “experiencia piloto” para la recepción de turistas en la ciudad. De esta forma, el próximo 16 de octubre se abrirá el arribo de visitantes, bajo las medidas de seguridad incluidas en dicho protocolo.

Inicialmente Bariloche recibirá hasta 500 turistas simultáneos, con una estadía máxima de siete días.

La “Decisión Administrativa” firmada por el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero, fue publicada este jueves en el Boletín Oficial, y en su tramo resolutivo establece: “Exceptúase al Municipio de San Carlos de Bariloche de la Provincia de Río Negro, de la prohibición dispuesta en el artículo 18, inciso 5) del Decreto Nº 754/20, al solo efecto de realizar la reapertura de la actividad turística, en carácter de ‘prueba piloto’”.

La norma especifica que “se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19”; y que “los desplazamientos de las personas alcanzadas por las disposiciones del artículo 1° deberán limitarse al estricto cumplimiento de la actividad exceptuada por la presente”.

En tanto, según se detallaba en el protocolo y se incluyó en la resolución conocida este jueves, “los o las titulares o responsables de los lugares donde se desarrollen las actividades autorizadas deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas por la jurisdicción para preservar la salud de sus trabajadoras y trabajadores, y que estas y estos lleguen a sus lugares de trabajo sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros”.

El monitoreo de la evolución epidemiológica en la ciudad en función de la apertura turística lo realizará la Provincia en forma conjunta con el Ministerio de Salud de la Nación. “En forma semanal -se especifica-, la autoridad sanitaria local deberá remitir al Ministerio de Salud de la Nación toda la información que se le requiera para evaluar la trayectoria de la enfermedad y la capacidad del sistema sanitario para atender a la población. Si la autoridad local o provincial detectare un signo de alerta epidemiológico o sanitario, deberá comunicarlo de inmediato a la autoridad sanitaria nacional”.

En caso que el ministerio nacional “detectare una situación de riesgo epidemiológico o sanitario, deberá recomendar en forma inmediata al Coordinador de la Unidad de Coordinación General del Plan Integral para la Prevención de Eventos de Salud Pública de Importancia Internacional la adopción de las medidas pertinentes para contener la transmisión del virus SARS-CoV-2, pudiendo este, en cualquier momento, disponer la suspensión de la excepción dispuesta”.

 

Plan

 

El proyecto de prueba piloto presentado por la ciudad y la Provincia pretendía una cantidad máxima de mil turistas alojados en forma simultánea en la ciudad, pero en el marco de las negociaciones número se redujo a la mitad.

La forma de ingreso a la ciudad será por vía terrestre, en vehículos particulares o de alquiler, y al estadía máxima será de una semana, es decir seis noches.

No se exigirá a los visitantes un hisopado negativo ni la realización de aislamiento alguno en la ciudad; aunque sí será obligatoria la presentación de un Seguro de Asistencia Médica que contemple la cobertura COVID-19, incluyendo la cobertura de los gastos de hisopado, internación, traslado sanitario en caso de ser necesario, días complementarios por internación, gastos de hotel de un familiar acompañante, entre otros puntos.

 

Los visitantes serán incluidos en un “Permiso Turístico”, donde serán registrados con anterioridad a su arribo a la ciudad en una base de datos, gestionada a través de la aplicación “Bariloche te Cuida”.

“Cada turista -señala el Plan- deberá gestionar las reservas de alojamiento con anterioridad obteniendo así un Permiso Turístico con una fecha de ingreso y un período de estadía el cual tendrá que presentar al ingreso de la ciudad.

El permiso se gestionará a través del alojamiento el cual registrará en el sistema los datos completos de los pasajeros, del vehículo, fecha de entrada y fecha de salida, entre otros”.

Finalmente, el Plan de Reactivación Turística incluye un sistema de “control de acceso a la ciudad y seguimiento de la estadía”, mediante la aplicación “Bariloche te Cuida” en los accesos a la ciudad “durante las 24 horas en los cuales se solicitará el Permiso Turístico previamente obtenido y el DNI”.

Los pasajeros podrán presentar el permiso en formato digital o impreso donde constará un código QR con el que la autoridad efectuará la verificación de la información. “En los mencionados puntos se tomará la temperatura de los pasajeros y asimismo se les solicitará la entrega de la declaración jurada donde el visitante deja constancia que no presenta síntomas vinculados al COVID y que acepta las condiciones y restricciones vigentes en la ciudad. Una vez en Bariloche los turistas deberán saber que en distintos puntos y lugares de la ciudad donde lleven adelante actividades se les solicitará la presentación del DNI”, detalla el programa.

En relación al alojamiento, se “habilitará un registro de alojamientos interesados en formar parte del período de prueba y entrenamiento”.

“Se desarrollará un sitio online en el cual se informará al turista sobre los establecimientos adheridos al Plan de Reapertura Turística y las condiciones para el viaje. En forma previa a la puesta en marcha del Plan la Asociación Hotelera de la ciudad, junto al COE (Centro de Operaciones de Emergencia), capacitarán a los responsables de los alojamientos adheridos sobre la implementación de los protocolos de funcionamiento aprobados”, apunta el Plan entregado a Nación.

En tanto, la gastronomía así como las excursiones deberán reservarse a través de la plataforma “Bariloche te Cuida”, y acceder así a un sistema de turnos.

 

Crisis

 

El Plan -un PDF de 14 páginas- realiza un duro diagnóstico del impacto de la pandemia en la actividad turística de Bariloche, y calcula en 25.600 millones de pesos la pérdida integral de ingresos en actividades vinculadas de manera directa con el turismo. La proyección, en base a los datos del 2019, es que este año llegarían a la ciudad unos 880 mil visitantes. La realidad redujo a prácticamente cero la cantidad de arribos desde mediados de marzo.

El escrito señala que “si bien la situación epidemiológica persiste en la ciudad, así como en el resto del país y del mundo, sin tener en el corto plazo una solución sanitaria definitiva a la problemática, y dada la incidencia económica y social que ha generado el tiempo transcurrido a partir del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto inicialmente el día 20 de marzo, es imprescindible proponer un plan progresivo de apertura al turismo en la ciudad”.