Autorización legislativa para nuevo endeudamiento

El oficialismo aprobó en la Legislatura la emisión de Letras por hasta 5 mil millones de pesos y autorizó al Gobierno a aumentar el giro en descubierto por un monto similar. Críticas del Frente de Todos.

14/10/2020
Río Negro

 

Por mayoría, la Legislatura de Río Negro autorizó al Poder Ejecutivo a emitir Letras de Tesorería para el ejercicio fiscal 2021, a partir del primero de enero de 2021. Ahora, el gobierno podrá emitir Letras por un monto de 5.000 millones de pesos y también sobregirar -por un monto similar- en forma continua o alternada en las cuentas corrientes oficiales que conforman el Fondo Unificado de Cuentas Oficiales (F.U.C.O).

La emisión de Letra tendrá como destino cubrir deficiencias estacionales de caja. El monto deberá entenderse como el máximo stock de Letras de Tesorería en circulación.

La legisladora de Juntos Somos Río Negro, Marcela Ávila, fundamentó que “estas herramientas financieras son ampliamente utilizadas por las 24 jurisdicciones provinciales del país y también por el gobierno nacional, independiente del color político”. Se refirió a la ley de administración financiera que regula y avala el uso de estas herramientas, ya que “no constituyen una deuda pública”.

Además, aclaró que “el sobregiro en descubierto puede ser utilizado únicamente para el pago de los sueldos de los haberes provinciales y el pago de gastos impostergables del funcionamiento del Estado”.

Gabriela Abraham (Frente de Todos) adelantó el voto negativo de su bancada porque lo consideró como un nuevo endeudamiento y afirmó que “estamos generando deuda para pagar más deuda”. La legisladora manifestó que “la situación que atraviesa la Provincia es crítica. Esta nueva autorización de letras y el aumento del FUCO no hacen más que someternos a un desfasaje financiero que es altamente peligroso.”

Por su parte, Juan Martín (Juntos por el Cambio) afirmó que “es entendible la necesidad que tiene el Estado provincial de garantizar el correcto y oportuno financiamiento para amortiguar el impacto de la pandemia, y también que se quiera hacer ahora, para que esté disponible a partir de enero”, pero que “hay números que preocupan”, haciendo referencia al aumento de la deuda pública.

La presidenta del bloque del Frente de Todos, María Eugenia Martini, también cuestionó el aumento de la deuda y la duplicación del monto asignado para emitir letras y sobregiros bancarios del año pasado a este.

Martini reiteró los números conocidos sobre la deuda existente que se estima cercana a los 41.300 pesos. “De ser ciertos y tomando como referencia el último informe que el Ministerio de Economía publicó el 30 de junio, la deuda era de 36.900 millones, entonces el pasivo provincial estimado a septiembre aumentó la friolera de 4 mil millones en los últimos tres meses. Prácticamente la misma cifra era el total de la deuda pública provincial cuando el ex gobernador Alberto Weretilneck asumió su primer mandato”. Dijo que “es legítimo que la oposición pregunte y quiera conocer, hicimos las preguntas pertinentes pero casi no hubo respuestas, más que el monto total de la deuda que conocimos este fin de semana”.

Agregó que “tenemos que tener los datos porque en 20 días vamos a analizar el presupuesto y los vencimientos y la renegociación de la deuda lo afectan”. Reclamó que no se convocó a las comisiones de seguimiento de la deuda, del Ipross, del Plan Castello, de Pesca, de Hidrocarburos, como tampoco se respondieron varios pedidos de informes acerca de distintas áreas.

“No venimos a oponernos por oponernos, venimos a ponernos en el lugar de los que sufren, de los trabajadores, de quienes no acceden a sus servicios de salud ni tienen las respuestas que necesitan”, resaltó.

Indicó que “el gobierno nacional ha estado presente con recursos como los ATP, los ATN, el IFE, las tarjetas Alimentar, los fondos para el turismo, los extras para los trabajadores de Salud, además de los respiradores, los profesionales que aportó sin mezquindades; sin embargo, la gobernadora no convoca a la oposición”.

Concluyó que “percibimos que el oficialismo vive en campaña, con eslóganes y emblemas, sin advertir que estamos en una situación crítica, tanto por la pandemia como por lo económico. Creo que nada sería más censurable para quienes integramos esta Cámara que legislar en estado de campaña permanente. Más aún en este contexto de emergencia, la descalificación, la provocación, como única herramienta. Nunca el intrascendente ingenio verbal puesto por encima del debate de ideas puede contribuir a mejorar la democracia, y menos aún a encontrar las respuestas que hoy reclaman y con urgencia los rionegrinos y rionegrinas”, finalizó.

Al cierre del debate, el presidente de la bancada oficialista, Facundo López (JSRN), defendió el proyecto y afirmó que “es una herramienta financiera utilizada por todas las provincias y por Nación para resolver el financiamiento requerido por salarios y aguinaldos”.