El proyecto del Parque Central Bariloche, a la sombra del ataque a la comunidad Ranquehue

La comunidad y el Ejército dieron por terminado el “malentendido”, luego de la intrusión de los uniformados en el territorio mapuche y la destrucción de un vivero. Sin embargo, Juntos Somos Río Negro lleva el tema a la Legislatura, cuestiona a Odarda y visibiliza que detrás del incidente aparece el proyecto de construcción de un “Parque Central”.

14/10/2020
Bariloche
Santiago Rey

Miembros del Ejército destruyeron el vivero comunitario

La actual Gobernadora Arabela Carreras es, desde 2014, la impulsora de la construcción en Bariloche de un Parque Central, inspirado en el de la ciudad de Nueva York. Un gran espacio verde, con espejo de agua y estructura de servicios, pensado como gran pulmón de la localidad andina y lugar de esparcimiento.

El reciente ataque de integrantes del Ejército Argentino contra la comunidad mapuche Millalonco-Ranquehue puede analizarse a la luz de la intención de reinstalar esa iniciativa, postergada por las urgencias de las sucesivas crisis y la gestión.

Es que en tierras hoy ocupadas por el Ejército -cuya propiedad originaria está en disputa- y en las reconocidas a la comunidad, el Gobierno provincial proyecta la construcción del Parque sobre 3.500 hectáreas para la práctica cultura, deportiva y turística.

Área abarcada por el Parque Central, según el proyecto original

Si bien hasta el momento no se detallaron los alcances geográficos del proyecto, en caso de mantenerse sobre el espacio pretendido originalmente el Parque Central Bariloche abarcaría desde la Escuela Militar de Montaña hasta la costa del lago Gutiérrez, y los límites de los faldeos de los cerros Bella Vista y Catedral.

Es decir que, inevitablemente, el proceso de definición y construcción deberá incluir una consulta y acaso una negociación con la comunidad Millalonco-Ranquehue, reconocida por el Estado nacional.

Así, el “incidente” de los integrantes de la Escuela Militar de Montaña ingresando al territorio de la comunidad y destruyendo un vivero de 40 metros de largo -parte de un proyecto pluricultural con vecinos de Villa Los Coihues- y su posterior difusión nacional como una “nueva usurpación mapuche”, sirvieron al oficialismo provincial para anticiparse a un conflicto.

Nota relacionadaEl Ejército y la comunidad Millalonco-Ranquehue: Cuando el Estado rompe y estigmatiza

Este miércoles, la comunidad Millalonco-Ranquehue emitió un comunicado a través del cual aclaró que “ya se ha dado por concluida la situación suscitada con el Ejército en relación al uso de parte de nuestro territorio comunitario donde estamos construyendo un invernadero”.

“Este malentendido -dijo la comunidad- ya ha sido aclarado”, e informó que “hemos aportado toda la documentación que acredita el reconocimiento del Estado argentino a la ocupación tradicional de nuestro territorio comunitario, el cual venimos sosteniendo desde fines del siglo XIX”.

Fuentes cercanas a la comunidad explicaron a En Estos Días que el reconocimiento oficial y público del Ejército por el “error” cometido, aún está pendiente y atado a una negociación interna entre la conducción de la Escuela Militar de Montaña y el Ministerio de Defensa que conduce Agustín Rossi.

“Lamentamos profundamente que haya habido sectores que intentaron sacar rédito de esta situación desinformando y generando confusión en la opinión pública”, planteó la comunidad mapuche, y reiteró que “no hemos tomado, ni ocupado terreno alguno”, y que “el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) no cuenta con potestad para entregar tierras”.

De hecho, el Estado nacional reconoció el territorio comunitario a los Millalonco-Ranquehue en el año 2012, e incluye zonas a un lado y otro de la ruta 82.

Destrucción del invernadero comunitario por parte del Ejército

En ese mismo comunicado, la comunidad advirtió que “la provincia de Río Negro no ha obtenido nuestro consentimiento, previo, libre e informado -tal como lo obliga la Constitución Nacional- para llevar adelante el proyecto Parque Central”.

Y finalmente señaló que “siempre” apostará al diálogo e invitó a los organismos municipales, provinciales y nacionales a que los “contacten o visiten antes de tomar decisiones que nos involucren”.

El oficialismo de Juntos Somos Río Negro (JSRN) aprovechó la coyuntura de exposición del tema en medios nacionales para profundizar su pelea con la titular del INAI, Magdalena Odarda, y reinstalar el proyecto de Parque Central.

A través de un proyecto de Comunicación, el bloque oficialista en la Legislatura rionegrina pidió a Odarda “la necesidad de darle transparencia a las gestiones que en dicho organismo viene realizando en el área de San Carlos de Bariloche, procediendo a remitir a esta Legislatura Provincial un acabado informe sobre la evolución de los reclamos de propiedad comunitaria de pueblos originarios”.

Además, le reclamó que “se expida puntualmente sobre el conflicto suscitado en referencia a las tierras linderas al

Arroyo Gutiérrez de la ciudad de San Carlos de Bariloche”; es decir la zona donde el Estado nacional reconoció a la comunidad Millalonco-Ranquehue, y que la Provincia pretende para la construcción del Parque Central.

Arabela Carreas, impulsora del Parque Central

En el mismo proyecto, los legisladores de Juntos Somos Río Negro aprovecharon para solicitar al Ejército Argentino la “urgente necesidad de interceder ante el Ejecutivo Nacional, en favor de la conformación del Parque Central Bariloche en toda el área establecida a través de la Ley provincial 5.155”, impulsada oportunamente por Carreras desde la Legislatura.

Para la comunidad, el “malentendido” cometido por el Ejército puede entenderse a la luz de la intención del Gobierno provincial de reinstalar el proyecto de Parque Central.

En 2016, la Legislatura de Río Negro creó a instancias de Carreras una Comisión Mixta para analizar y dar forma definitiva al proyecto. Ya en ese momento, el Espacio de Articulación Mapuche y Construcción Política cuestionó la iniciativa por “ignorar la preexistencia del pueblo mapuche” en la zona, y porque “soslaya la legislación que está en vigencia en el orden nacional y desconoce los contenidos de la Carta Orgánica Municipal de esta ciudad”.

El Espacio de Articulación Mapuche, a través de un comunicado, explicó que “detrás de conceptos que pueden ser simpáticos para el conjunto de la población, como ‘planificación’, ‘preservación’ o ‘uso de área’”, Carreras “ningunea al pueblo mapuche de Bariloche y en particular, a las tres comunidades cuyos espacios territoriales se extienden en la jurisdicción del hipotético parque”.