Pesatti toma distancia de la apertura turística

El Intendente de Viedma es crítico de la política provincial de apertura de la actividad durante el verano. La gestión municipal teme por la presión sanitaria sobre el Hospital Zatti. Impulsará una temporada “de los viedmenses para los viedmenses”.

12/11/2020
Viedma

 

Los temores del Intendente de Viedma, Pedro Pesatti, por las consecuencias sanitarias de la apertura turística durante el verano se resumieron en un tuit: “Estoy escuchando al Ministro de Salud Pública de la Nación. Dijo: No podemos pensar el verano como en tiempos normales. En consecuencia me preguntó: de qué turismo hablan los que hablan de turismo? La pandemia se nutre del movimiento de personas. Y el turismo es movimiento…”.

En esos términos Pesatti condensó su preocupación por el impacto que podría tener en la capital provincial la circulación de visitantes durante el verano. Su postura contrasta con la política impulsada por el Gobierno rionegrino que encabeza Arabela Carreras, quien anunció la apertura turística a partir del 8 de diciembre.

Pesatti, hasta el momento, planteó sus dudas puertas adentro de la administración provincial de Juntos Somos Río Negro. Pero este miércoles compartió el tuit que transparenta su preocupación.

Tuit de Pedro Pesatti

Fuentes del Ejecutivo con línea directa al jefe comunal explicaron a En Estos Días que el Gobierno local “no puede cortar rutas, impedir el ingreso (de turistas a la región), o actividades que habilitarán los Ministerios de Salud Nacional y Provincial, pero vamos a trabajar en un verano para los viedmenses”.

Así, la ciudad no realizará actividades de promoción ni publicidad que aliente la llegada de visitantes.

Sin embargo, la apertura del balneario Las Grutas -ubicado a 176 kilómetros de la capital provincial- generará una presión sobre el sistema sanitario de Viedma. Así lo estiman desde la gestión municipal, más allá de la atención que pueda resolverse con la instalación de un hospital modular en la localidad balnearia.

Otro de los temores de la administración Pesatti, compartida con la conducción del Hospital Artémides Zatti, es que el eclipse solar del próximo 14 de diciembre genere un movimiento en toda la región, que podría derivar en una presión sobre la mínima capacidad de respuesta del nosocomio.

Esa actividad, que inevitablemente provocará circulación y aglomeración de personas, tendrá su impacto pocos días después, en coincidencia con las fiestas de Navidad y Fin de Año, que a su vez presuponen encuentros familiares y un relajamiento de las condiciones de distanciamiento.

Esta evaluación llevó al Intendente Pesatti a visibilizar sus dudas sobre la conveniencia de insistir en la apertura turística prevista para comienzos de diciembre.