Aprobaron proyecto de creación de 12 mil lotes urbanos

La Legislatura de Río Negro sancionó la ley remitida por el Poder Ejecutivo que crea el “Programa Provincial Río Negro Suelo Urbano”, destinado a facilitar el acceso a la tierras para vivienda. Apoyo con "dudas y críticas" de la oposición.

19/11/2020
Río Negro

 

El Programa apunta a desarrollar proyectos de ampliación de plantas urbanas, a través de la concreción de lotes con servicios y urbanización progresiva.

Se estipula que se contemplará un mínimo de 12.000 lotes en los próximos cinco años, con dimensiones de 200 a 300 mts cuadrados por terreno.

Suelo Urbano planificará y desarrollará sus políticas, a través de instrumentos como el Banco de Tierras Provincial, el Registro Provincial de Demanda de Suelo Urbano, el Consejo Provincial Río Negro Suelo Urbano y el Fondo Específico Río Negro Suelo Urbano.

El miembro informante oficialista, José Rivas (JSRN), detalló que “la iniciativa apunta a trabajar una problemática que viene de larga data y que está vinculada a la especulación inmobiliaria”.

Rivas se refirió a la necesidad de ampliar y facilitar el acceso al suelo urbanizado de las familias rionegrinas que “no pueden acceder a través de la oferta inmobiliaria, con destino habitacional, como así también promover y financiar los proyectos para la generación de lotes con servicios de infraestructura mínima”.

En otro orden, el legislador destacó la conformación del banco de tierras que centralizará la información y administración, tanto jurídica como técnica, que se recabe de los diferentes organismos competentes, sea a nivel nacional, provincial o municipal.

“Nuestra función hoy es tratar de que el sueño de muchas familias se haga realidad. Seguramente no sea suficiente, pero sin dudas es un puntapié inicial fundamental que va a permitir que miles de familias de rionegrinos puedan decir “sueño cumplido”, indicó Rivas.

En este sentido, Marcela Ávila y Adriana Del Agua (JSRN) coincidieron en que el Programa es de avanzada y va a permitir descomprimir las demandas constantes que los jefes comunales de la Provincia tienen.

Cerró el debate, el presidente del bloque oficialista Facundo López (JSRN), que repasó las intervenciones de los legisladores preopinantes y concluyó que “es un problema de todos, de la Nación, de la Provincia, y de los Municipios”.

“Puede ser que este proyecto no sea lo suficientemente amplio para resolver todos los problemas, pero si estoy convencido de que la gobernadora Arabela Carreras definió que esta sea una política pública del Estado de Río Negro, y cuando la pongamos en marcha, la iremos mejorando”, finalizó López.

El Frente de Todos no acompañó un artículo del proyecto que excluye de los beneficiarios a personas que posteriormente a la entrada en vigencia de la ley, sean imputadas o deban cumplir una condena por usurpación o tomas de tierras, privadas o públicas.

El Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda (IPPV) será la autoridad de aplicación.

 

Críticas

 

El bloque del Frente de Todxs apoyó la creación del Programa “Río Negro Suelo Urbano” impulsado por el Ejecutivo provincial, al que consideró “una alternativa más para las miles de familias de rionegrinos y rionegrinas que no tienen la posibilidad de acceso a la tierra y a la vivienda”.

Sin embargo, expresó inquietudes y críticas en relación al proyecto como también reclamos por la falta de tratamiento de iniciativas que fueron presentadas por la oposición y que tienden a mejorar la calidad de vida de quienes habitan la provincia.

La legisladora Alejandra Mas, como informante de la bancada se refirió a la situación actual del Instituto de Promoción y Planificación de la Vivienda, y destacó que ese organismo “actualmente se encuentra desdibujado, sin posibilidad de contar con recursos suficientes para ejecutar programas con fondos de la provincia”. Por ello, resaltó que “muchas de las funciones que este proyecto le asigna al programa y al Consejo que se creará a través de esta norma son funciones que el IPPV ya tiene, tanto en la ejecución de planes de viviendas como en los controles y la recepción de demandas”

Más se preguntó si “es necesario generar otro organismo público cuando ya existe el Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda” y concluyó que “no queremos seguir generando herramientas legislativas que después se transforman en cáscaras vacías, como ya ha sucedido en reiteradas ocasiones”.

Por su parte, el legislador Pablo Barreno recordó varios proyectos de esa bancada presentados referidos al Renabap, al banco de tierras, entre otros que consideró que “por mezquindad fueron cajoneados lo que hace muy difícil lograr acuerdos”.

Coincidió con el legislador Marcelo Mango en que “la criminalización de la pobreza atenta contra el principio de inocencia y tratados internacionales” al adelantar que el bloque no acompañaría el texto del proyecto que impide el acceso a la tierra a quien se encuentre imputado en causas por ocupaciones de tierra.

El legislador cipoleño valoró positivamente que el gobierno nacional, el provincial y los municipios estén trabajando en conjunto para resolver un problema de la realidad como es el de garantizar el acceso a la vivienda.

En el mismo sentido, Alejandro Marinao, comparó el proyecto en debate con el que recientemente lanzó el gobierno nacional, cuestionó las ejecuciones presupuestarias y resaltó la labor de los Municipios. “Los intendentes son parte esencial, por eso el Estado nacional busca conveniar con los estados locales”, dijo el legislador. “Siempre los jefes comunales han trabajado en este sentido“, destacó.

Finalmente, la presidenta del bloque, María Eugenia Martini reiteró que la iniciativa “llega tarde” y destacó que “es triste escuchar ataques hacia quienes menos posibilidades tienen en nuestro país”.

Por eso, manifestó que “tenemos que apostar a una política pública que dé respuestas” y dijo que en este proyecto “la política pública no está clara”.

Agregó que “lo más importante de la iniciativa es que crea un fondo para el suelo urbano y establece que el Estado debe intervenir fuertemente en esta problemática”.

“Tenemos el desafío como dirigentes rionegrinos de incidir en el valor de la tierra, hay estudios y antecedentes, como el impuesto al suelo ocioso que pueden utilizarse, seamos creativos, porque las respuestas se necesitan ahora, no dentro de diez años”, afirmó.

Sostuvo que “este proyecto tiene sabor a poco, tiene sabor a deseos, no define responsabilidades de la Provincia y de los municipios que parece que se superpusieran, no sabemos dónde van a ir a anotarse quienes demandan, si al IPPV, a los municipios, ahí está la dificultad que vemos en el proyecto que ojalá se subsane en la reglamentación”.

Tampoco está claro, aseguró Martini, “cuando se habla del fondo de tierras, cómo se va conformar ese fondo” y concluyó que este proyecto “no es un proyecto ´agresivo´ en términos de política pública, tal como informó el ministro de Gobierno, Rodrigo Buteler, durante el tratamiento en Comisión, este proyecto es apenas un paso indeciso para dar respuesta a lo que se necesita”.

Indicó que “debemos priorizar a las personas que tienen dificultades, no avalamos ni sostenemos tomas, sino la presencia del Estado en los barrios defendiendo a los que menos tienen, queremos que este proyecto sea la mejor ley que puedan tener los rionegrinos y rionegrinas, que el IPPV se haga cargo, que se articule con todos los sectores, que las ciudades se integren a la ruralidad, nada de eso se menciona en este proyecto”.

Martini cerró su alocución afirmando que “da desconfianza que no sabemos cuál es la dimensión ni el número barrios populares y asentamientos en la provincia, esperamos que las soluciones lleguen con diálogo, porque las respuestas no llegan con violencia; nuestro desafío es ampliar derechos y eso es lo que debemos lograr con esta norma”.