Tensión y disparos en Villa Mascardi durante militarizada diligencia judicial

La Justicia Federal realizó una diligencia en un destruido hotel de Parques Nacionales contiguo a la comunidad Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche. Participaron casi 100 efectivos de fuerzas federales, con dos tanquetas militares y carros hidrantes. Hubo disparos, detonaciones y un principio de incendio. A las 10,45 los efectivos comenzaron a retirarse del lugar.

16/12/2020
Bariloche

 

Una mañana se tensión se vivió en Villa Mascardi. Una diligencia dispuesta por el Juzgado Federal de Bariloche en un predio lindero a la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu derivó en un enfrentamiento y represión de las fuerzas federales. El operativo comenzó pasadas las 7,30 horas y finalizó tres horas y media después.

Se trata del mismo lugar donde hace tres años -el 25 de noviembre de 2017- un comando del grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina asesinó al joven mapuche Rafael Nahuel; hecho que aún no fue esclarecido por la Justicia.

En Estos Días pudo determinar que la diligencia judicial de este miércoles estuvo relacionada con una causa paralela a la de “usurpación” que pesa contra la comunidad, y se desarrolló en un hotel y predio de Parques Nacionales, contiguo a la comunidad. Pasadas las 9,15 arribó la fiscal federal Sylvia Little, para encabezar la inspección ocular del lugar.

Este medio accedió a la orden judicial firmada el pasado 30 de noviembre por el Juez Federal subrogante del Juzgado Federal de Bariloche, Gustavo Zapata, que establece la realización de una “constatación” en el predio, “con el objeto de conocer el estado actual del inmueble (el Hotel de Parques), establecer si resulta objeto de ocupación o si su posesión se encuentra siendo turbada, y -en consecuencia- analizar la posibilidad de custodiar el predio, restituirlo a su titular registral o disponer las medidas que resulten necesarias para hacer cesar el presunto delito investigado”.

Es decir que no se trató de una orden de desalojo, tal como se dejó trascender desde algunos sectores.

Cartuchos de disparos realizados por los efectivos

Desde primera hora de la mañana, efectivos de cuerpos especiales de la Policía Federal, Gendarmería y la Policía de Seguridad Aeroportuaria interrumpieron el tránsito de la ruta 40 -Juan Herman- e impidieron el acceso al lugar. A las 8,10 horas se escucharon los primeros disparos, que continuaban tres horas después de iniciados. También se produjeron detonaciones y un principio de incendio en la zona del hotel, que fue rápidamente contenido por una dotación de bomberos.

La comunidad mapuche denunció la “militarización” y la “represión” en el lugar, y difundió un video en el que se observan a dos efectivos disparando e integrantes de la Lafken Winkul Mapu arrojando piedras a los uniformados. La comunicación de la comunidad se realiza a través de grupos de whatsapp, en los que piden “colaboración” y que “se acerquen para garantizar la seguridad”.

Minutos antes de las 11 comenzaron a retirarse parte de los efectivos, aunque permanecían en el lugar los miembros de los grupos antitumulto, que continuaban arrojando bombas lacrimógenas.

Finalizado el operativo, desde el Ministerio de Seguridad que conduce Sabina Frederic se calificó como “exitosa” la inspección ocular en el lugar.

Postas de goma recogidas por la comunidad

A través de un comunicado oficial se indicó que  oficialmente que “en su rol de auxiliar de la Justicia, la Policía Federal Argentina, con el apoyo de la Gendarmería Nacional, posibilitó el cumplimiento de la medida tomada por el Juez Federal subrogante, Gustavo Javier Zapata, quien ordenó realizar la inspección de un predio ubicado en la localidad rionegrina de Villa Mascardi”.

“Las fuerzas federales realizaron el despliegue sobre la traza de la Ruta Nacional 40 mediante medios de disuasión, donde se registraron algunos incidentes, aunque no se registró ningún herido”, resumió el Ministerio.

 

Por su parte, una mujer integrante de la comunidad dijo a través de un audio difundido por whatsapp que este miércoles “llegaron los efectivos a reprimir, con claras intenciones de amedrentar, asustar, hostigar, con tanquetas y todo el armamento que han traído”.

Aseguró que durante las tres horas que duró el operativo “estuvieron tirando 300 balas de plomo (el Ministerio de Seguridad rechazó esa acusación), de goma y tratando de avanzar hacia el territorio”.

“Todo esto es territorio mapuche, recuperado”, aclaró la mujer, “tiraron gas lacrimógeno. Claramente estaban tratando de entrar al territorio”.

Explicó que “la resistencia del lof (comunidad) frenó la pasada de los huincas (blancos) y los logró expulsar del territorio recuperado, con la fuerza del weichafe (guerrero) Rafael Nahuel”.

“Estas fuerzas siguen merodeando. La Policía de Río Negro prendió fuego una cabaña. Vimos el humo y una vivienda estaba consumida totalmente. Basta de montaje y de persecución”, dijo finalmente.