Organismos de derechos humanos pidieron a Nación que insista con el diálogo en Villa Mascardi

Durante una reunión convocada por el ministerio de Seguridad, los referentes de los principales organismos de derechos humanos cuestionaron que el Estado nacional sea denunciante en la causa por “usurpación” contra la comunidad Lafken Winkul Mapu.

23/12/2020
Nacional

Las ministras Frederic y Losardo se reunieron a principios de diciembre con los padres de Rafal Nahuel

Descartar cualquier intervención o desalojo violento; generar nuevos espacios de diálogo; y revisar el carácter de denunciante en la causa por “usurpación” contra la comunidad mapuche, fueron los principales pedidos de los organismos de derechos humanos al Gobierno nacional, en el marco de una reunión convocada por el Ministerio de Seguridad que conduce Sabina Frederic para analizar la situación en Villa Mascardi.

El punto central del debate se centró en el rol del Estado como denunciante contra la comunidad en la causa principal de la Justicia Federal. El principal apuntado fue el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié, quien tiene la llave para destrabar el conflicto. Es que de su cartera depende Parques Nacionales, impulsor de la denuncia por “usurpación” contra la Lafken Winkul Mapu.

El encuentro virtual se realizó este martes, y participaron la propia ministra y otros funcionarios de la cartera de Seguridad, la ministra de Justicia, Marcela Losardo, además de representantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el CELS, Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo, entre otros organismos.

Unánimemente los referentes reclamaron que se abandone cualquier pretensión de incursión violenta en el territorio, a pesar del planteo de Frederic sobre las “dificultades” para sostener espacios de diálogo debido a lo que interpretó como una negativa de la comunidad Lafken Winkul Mapu a sentarse en una mesa de negociación.

Comunidad Lafken Winkul Mapu

Fuentes que participaron del encuentro relataron a En Estos Días que la ministra expuso con un power point todo lo hecho desde diciembre del año pasado hasta la actualidad, incluyendo la apertura de la Mesa de Resolución de Conflictos y los encuentros con los vecinos que reclaman el desalojo violento de los mapuches.

La reunión se organizó luego del impresionante despliegue de fuerzas de seguridad que el pasado 16 de diciembre acompañaron a los funcionarios judiciales que realizaron una “constatación” en un terreno y hotel de Parques Nacionales lindero a la comunidad. Pasadas las 7 de la mañana de ese día, casi 100 efectivos de la Policía Federal y Gendarmería cortaron la ruta y llegaron al lugar. A los pocos minutos comenzaron a disparar con munición antitumulto y postas goma, ante lo que denunciaron fue una agresión de la comunidad. En cambio, los mapuches informaron que los uniformados habían ingreso al territorio efectuando disparos y desconocían si se trataba de un operativo de desalojo.

Durante el encuentro de este martes, Frederic reconoció “dificultades” para encuadrar la negociación con la comunidad Lafken Winkul Mapu. Desde el Ministerio dijeron a este medio que “fue una reunión importante por dos motivos: poder contar todo lo que se viene haciendo en este tema puntual y en general con los conflictos (territoriales) en la Patagonia; e intercambiar ideas o herramientas para poder seguir resolviendo conflictos donde el uso de la fuerza sea la última instancia”.

Los representantes de los organismos insistieron en la necesidad de descartar cualquier desalojo violento. En ese sentido, Rubén Marigo de la APDH Bariloche, valoró los esfuerzos por encontrar una salida pacífica, y aprovechó para recordar que sigue impune el crimen del joven mapuche Rafael Nahuel, asesinado por la espalda por el grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina, el 25 de noviembre de 2017.

 

El punto clave de la reunión fue la intervención de Cabandié, quien insistió en la responsabilidad de la comunidad por “negarse a dialogar”, y no mostró disposición a revisar el sostenimiento de la denuncia por “usurpación”.

Esos dichos dispararon las críticas de los organismos de derechos humanos. Claudia Gotta, co Presidenta de la APDH Regional Rosario repasó la deuda del Estado con las comunidades de pueblos originarios y reclamó avanzar en la aprobación de una Ley de propiedad comunitaria indígena.

El representante de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre cuestionó que el Estado sea querellante contra las comunidades.

Nehuén Loncoman, de la APDH Bariloche, pidió para la comunidad la entrega de tierras reclamadas en Villa Mascardi, y comparó ese hecho con el gesto de Néstor Kirchner de bajar los cuadros de los genocidas Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone del Colegio Militar en El Palomar. Dijo que sería una “señal concreta para recuperar la confianza de estas comunidades en un Estado que siempre los persiguió y los despojo”.

Los organismos evaluaron positivamente el encuentro y se comprometieron a sostener el diálogo con el Gobierno nacional a la búsqueda de acuerdos para garantizar una solución acordada del conflicto.